Menú Buscar
El tesoro enterrado del rey Harald Blåtand / PIXABAY

¿Qué relación tiene el bluetooth con el tesoro perdido de un rey del siglo X?

Ericsson bautizó a su tecnología inalámbrica con el nombre de bluetooth en homenaje al rey Harald Blåtand

19.04.2018 14:55 h.
3 min

Un niño de 13 años ha resultado vital para descubrir un tesoro perdido con más de 1.000 años de antigüedad atribuido a los vikingos, más concretamente al rey Harald Blåtand. El joven encontró a principios de año varias piezas en la isla de Rügen (Alemania) y el pasado fin de semana fue un grupo de arqueólogos y voluntarios el que se desplazó hasta la zona para realizar una excavación en la que han podido rescatar más de 600 piezas de plata datadas en el siglo X, entre las que se encontraron unas cien monedas acuñadas por el rey danés.

En un comunicado emitido por la Oficina Regional de Arqueología y Conservación de Monumentos del land de Mecklenburgo-Antepomerania se explica que se trata del mayor descubrimiento de monedas que se ha realizado hasta el momento en el sur del mar Báltico, un hallazgo que ha servido para conocer la historia de Harald Blåtand y su curiosa relación con una tecnología muy usada actualmente.

Harald “Diente azul” Blåtand

Hijo de Gorm el Viejo y Thyre Danebod, fue rey de Dinamarca desde el año 958 y de Noruega desde 970 hasta su muerte. El apellido de Harald Blåtand fue traducido al inglés como ‘Bluetooth’ (Diente azul). La historia dice de él que su principal logro fue unificar las tribus noruegas, suecas y danesas y convertirlas al cristianismo, aunque es más conocido por la tecnología de comunicación inalámbrica bautizada como bluetooth por Ericsson como homenaje al rey vikingo que consiguió unir la antigua Escandinavia. De hecho el logotipo de bluetooth está formado por las runas Hagall y Berkana, que se corresponden con las iniciales de Harald Blåtand.

Logotipo de bluetooth / PIXABAY

Logotipo de bluetooth / PIXABAY

El hallazgo de este tesoro en Rügen puede deberse a la última batalla del rey vikingo, en la que se enfrentó a su hijo Svend Tveskæg y de la que tuvo que huir tras perderla (posteriormente murió a causa de las heridas). Y precisamente en dicha huida es cuando pudo haber perdido el cargamento que ahora ha sido encontrado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información