Menú Buscar
Una mujer en un laboratorio investigando cómo tener hijos sin intervención masculina / PIXABAY

Investigan cómo tener hijos sin intervención masculina

Científicos buscan la manera de crear células germinales humanas a partir de la sangre o la piel de la mujer

3 min

El milagro de la vida dejó de ser algo desconocido para la humanidad para estar perfectamente definido por la ciencia. Ahora se conocen los procesos que tienen lugar desde la fecundación hasta el momento del nacimiento de un ser humano, lo que ha ayudado a la medicina a avanzar en investigaciones sobre este campo. Sin embargo, la idea de que son necesarias células reproductoras masculinas y femeninas podría llegar a su fin, pues se está investigando una forma de que el hombre no sea necesario en el proceso de reproducción.

La fecundación in vitro es una de las investigaciones que se encuentran en el punto de mira desde hace algún tiempo por parte de la comunidad científica. Poder controlar y modificar el proceso embrionario y crear humanos 'a la carta' casi suena a ciencia ficción, pero la realidad es que hay parejas estériles que pueden tener hijos gracias a este sistema, así como curar posibles enfermedades antes incluso de que aparezcan.

Hijos en laboratorios

Sin embargo, las investigaciones también han dado con la forma de crear células germinales humanas, las anteriores al óvulo, a partir de la sangre de una mujer. Es decir, serían capaces, a priori, de permitir un embarazo artificial sin necesidad de tomar el ADN de un hombre. La revista Science adelantaba este llamativo caso que ha sido liderado por el biólogo japonés Mitinori Saituou. Por el momento no se ha llegado a probar con células humanas, aunque los experimentos realizados en ratones sí que han logrado células reproductoras completas.

Microscopio / PIXABAY

Microscopio / PIXABAY

El impacto que podría tener esto es enorme, pues no sólo abarataría los costes, sino que permitiría tener embarazos controlados y seguros. Sin embargo, la posibilidad que plantea: la de crear niños en laboratorios, no está exenta de polémica. El investigador Henry T. Greely, profesor de Derecho en la Universidad de Stanford y experto en bioética, cree que el futuro de tener centros de cultivo de seres humanos no está tan lejos, y que en un periodo de entre quince y treinta años podría ser una realidad.