Menú Buscar
Viajero antes de llamar al servicio atención cliente de la agencia / SHUTTERSTOCK - RUMBO

Las surrealistas peticiones de los viajeros en atención al cliente

El 'call center' de una agencia de viajes ‘online’ no ha parado de recibir consultas sorprendentes durante todo el año

17.11.2018 19:58 h.
3 min

Las personas que trabajan en los servicios de atención al cliente de las compañías suelen ser el blanco de todas las iras de los usuarios, pero también hay espacio para el surrealismo. De confirmarlo se ha encargado Rumbo, que ha desvelado algunas de las peticiones más sorprendentes  que han recibido de sus clientes a la hora de reservar un crucero.

Transportar una nevera, llevar un microondas… A los viajeros se les ha ocurrido meter de todo en sus maletas este año. Aunque, afortunadamente, antes de presentarse en sus viajes con esos objetos en su equipaje decidieron contactar con el servicio de atención al cliente del portal para preguntar.

“¿Puedo llevar un pin que indique que soy de la Familia Real?”

“Entre las preguntas más inverosímiles que se han encontrado este año nuestros compañeros del servicio de atención al cliente destaca la de un viajero que quería llevar un pin haciéndose pasar por la Familia Real”, señalan desde la agencia de viajes, que apuntan que el susodicho sujeto “quería dejar bien claro que su sangre era más azul que el mar por el que quería navegar”, así como no pasar desapercibido entre los paparazzis.

El viajero del pin ha sido bautizado cariñosamente por Rumbo como "el que no se pierde un sarao". Pero no es el único que ha llamado a su call center con una consulta “ocurrente y con chispa”. También está "el precavido", que preguntó por la posibilidad de llevar una nevera en el transatlántico en el que iba a viajar, o "el cocinitas", que manifestó la necesidad de irse de vacaciones con su microondas bajo el brazo.

¿Los famosos viajan gratis?

Hay viajeros que han intentado echarle morro para no pagar por su escapada. “¿Puedo viajar gratis si soy famoso?”, fue la consulta al servicio de atención al cliente de "el aprovechado". "El manitas", por su parte, quiso saber cuántos kilos de herramientas podía llevar consigo en la maleta. Por último, "el exhibicionista" no quería desaprovechar la ocasión para conectar con la naturaleza: “¿Me puedo desnudar en la cubierta superior del barco?”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información