Menú Buscar
Ruptura amorosa / PIXABAY

Así explica la ciencia como superar una ruptura amorosa

Estos son algunos consejos probados para superar una ruptura no deseada con nuestra pareja

3 min

Si alguna vez has tenido que pasar por una ruptura, sabrás que estas situaciones son unos momentos delicados que afectan profundamente nuestro estado anímico e incluso físico. A fin de cuentas, notamos diversos efectos en nuestro cuerpo a causa del fuerte dolor que experimentamos. Romper los vínculos con una persona que amamos no es un plato de buen gusto para nadie y definitivamente nos influye más de lo que probablemente debería. Por eso, la ciencia ha actuado al respecto para poder explicar qué es lo que experimentamos cuando vivimos una ruptura indeseada y cómo poder combatirlo para recuperarnos lo antes posible del mal trago.

Para favorecer a una recuperación temprano, lo primero que debe saberse es exactamente qué es lo que nos ocurre cuando nos “rompen el corazón”. Por eso, diversos psicoanalistas, como es el caso de la psicóloga y experta en relaciones de pareja Jo Hemmings, explican de la siguiente manera los síntomas que percibimos a nivel físico: “En términos del cerebro, las zonas que registran el dolor físico se activan de la misma manera que con el dolor real. También puede generar síntomas de abstinencia, muy similares a los que sufren los adictos a las drogas”. A lo que añade con respecto al dolor emocional que “una mala ruptura te hará pasar por cinco etapas de duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación“. Algo para lo que debemos estar preparados por posibles recaídas.

Fase particular de duelo

Superar la ruptura conlleva un trabajo personal muy amplio que no da pie a las extrapolaciones. Cada persona vive su propio duelo y marca los tiempos que necesita para ir superando las fases propias de la ruptura amorosa, hasta encontrarse de nuevo emocionalmente plena.

Según explica la ciencia, algunas estrategias que mejoran la efectividad en la superación de este bache responden a prácticas que pueden diarias que pueden sorprender por su singularidad. Por ejemplo, un reciente estudio publicado por el Journal of Experimental Psychology explica tres estrategias básicas claves en el duelo: la primera es pensar en cosas malas de tu ex, la segunda es aceptar el cariño que un día le profesaste y la tercera centrarte en ti mismo, cuidándote física y mentalmente. Incluso puedes permitirte el lujo de estar triste si lo necesitas, apoyándote en el círculo de personas que siempre van a estar a tu lado.