Menú Buscar
Escena de la serie 'Cómo conocí a vuestra madre' / CBS

Las mejores series para aprender a ligar

Estas tres historias se centran en las relaciones humanas y, sobre todo, en la parte amorosa de las mismas

WIKIMEDIA COMMONS
5 min

Hoy en día, la oferta de series de televisión es amplísima. Existen opciones de todo tipo, para reír, para llorar, para pensar, para pasar el rato y, por supuesto, para ligar también. En este artículo se repasan algunas de las ficciones que mejor han entendido ese delicado equilibrio que existe en las relaciones humanas, así como las consecuencias más o menos humorísticas de estos enlaces y desenlaces.

Aprender a conocerse mejor, conectar en una primera cita o llevar una vida en pareja satisfactoria son algunas de las temáticas más recurrentes en las series centradas en el amor. Sin embargo, estas tres series que se detallan a continuación tienen cada una una particularidad que las hace especiales y a la vez actuales.

'Cómo conocí a vuestra madre'

Esta serie no necesita presentación. Cómo conocí a vuestra madre es una de las obras más conocidas cuando se habla de sitcoms y fue la digna sucesora de la mítica Friends, que millones de fans en el mundo siguen reivindicando hoy en día como una de las mejores comedias de la historia. En este caso concreto, el espectador puede encontrar una historia basada en la relación entre cinco amigos y compañeros de piso, sus aventuras y desventuras.

En especial, el personaje Barney Stinson, interpretado por el actor Neil Patrick Harris, hace las veces de maestro de su amigo Ted Mosby (Josh Radnor) y también del espectador cuando enumera miles de formas para conseguir lo que quiere de sus amantes. De hecho, el personaje crea un libro ficticio (que terminó vendiéndose en la realidad) llamado El manual de juego, en el que recopila todas sus aventuras con las cientos de chicas que pasan por su cama en la serie.

'Flight of the Conchords'

Ésta quizá sea la propuesta menos conocida, pero no por ello peor. En Flight of the Conchords un dúo de músicos neozelandeses lucha por sacar cabeza y pagar las facturas a través de su música, pero se irá encontrado con hilarantes obstáculos que les impedirá cumplir sus objetivos amorosos. La primera escena de la trama, cuando los protagonistas están en una fiesta y de pronto le dedican una desternillante canción a la chica más guapa de la sala, merece el premio al gag cómico del año.

Lo mejor de esta serie, sin lugar a dudas, es su banda sonora, en la que los musicos Jemaine Clement y Bret McKenzie (quienes, por cierto, se interpretan a sí mismos) componen canciones descacharrantes cuando conocen a una chica o cuando tienen que analizar la dura vida laboral de los jóvenes de hoy en día. Muy recomendada para reír a carcajadas con cada escena.

'Dates'

Dates ('citas', en la traducción al idioma castellano) es una serie muy adaptada al ligoteo del siglo XXI. En ella, el espectador tiene una ventana por la que observar las historias de varias parejas de gente extraña que queda para conocerse e intentar establecer una relación. La esencia de esta obra se centra en relaciones más realistas y en los problemas que surgen a las personas que quieren ligar en la actualidad.

Sin embargo, precisamente aquí es donde está su magia. Si las otras series que tratan el tema del amor y las relaciones lo hacen, generalmente, desde un punto de vista cómico, ésta se centra en poner sobre la mesa cómo son las relaciones actuales, con sus pros y sus contras. Esto también puede servir de guía para las personas que estén buscando una serie más educativa, en contraposición al resto de series más frívolas.