Menú Buscar
Bombones en la cama, uno de los pequeños detalles que ayudan al viajero a sentirse como en casa / BOOKING

¿Cómo sentirse ‘como en casa’ al irse de vacaciones?

Pequeños detalles como recibir un regalo de bienvenida en el alojamiento ayudan a los viajeros a disfrutar más de sus escapadas

3 min

Cada vez queda menos para que los españoles disfruten de sus vacaciones de verano. Una situación que, sin embargo, puede provocar en algunos viajeros “momentos de estrés y miedo a no poder verlo todo porque quieren aprovechar al máximo el tiempo que van a pasar fuera”, según explican desde Booking.

El portal ha realizado un estudio entre más de 21.000 viajeros de 29 países, que desvela que la bienvenida durante el check-in en el alojamiento escogido “puede ser determinante para que los viajeros sientan de verdad que están de vacaciones”. Muchos establecimientos alternativos están perfectamente equipados, aunque una parte importante de viajeros piensa que para sentirse como en casa necesitan un toque personal. En este sentido, el 75% de los españoles afirma que una casa de vacaciones acogedora es “sinónimo de hospitalidad”.

Regalo de bienvenida

Recibir un paquete de bienvenida de su anfitrión está en la lista de deseos del 55 % de los participantes en la encuesta. Es más, el 10 % admite que se sentiría “decepcionado” si no encontrara nada al llegar al alojamiento.

Que el personal del establecimiento le dé un toque personal a la estancia, como compartir información sobre la zona, “nunca está de más”. El 40 % de los viajeros opina que los propietarios o gerentes del alojamiento deberían indicar dónde probar comida típica en el paquete de bienvenida. Por su parte, el 36% sostiene que nunca deberían faltar recomendaciones personalizadas sobre la zona.

Un alojamiento acogedor

Independientemente del destino escogido para las vacaciones, el 51 % los viajeros a nivel global espera que el alojamiento sea más acogedor gracias al trabajo de su anfitrión, y el 48 % quiere que alguien les reciba amablemente después del estrés del viaje. Además, el 34 % de los españoles busca “sentirse acogido” y espera que el anfitrión les dé una cálida bienvenida para adaptarse rápidamente al entorno al que acaba de llegar.