Menú Buscar
Glaciar Columbia, en Alaska / EARTH OBSERVATORY Un satélite muestra los estragos del ser humano Tierra

Un satélite muestra los estragos del ser humano sobre la Tierra

El Earth Observatory de la NASA ha publicado unas imágenes que demuestran el daño sufrido por nuestro planeta

3 min

La Tierra es un planeta que se caracteriza por estar en continuo cambio. En algunas ocasiones, se trata de una reacción natural al paso del tiempo o a las variaciones estacionales. Mientras que en otras, entran en acción factores que aceleran y empeoran dicho proceso. Hablamos, por supuesto, del impacto del ser humano sobre el ecosistema. No son un secreto los estragos que la contaminación, la deforestación o la urbanización excesiva han provocado en nuestro hogar. El mismo que se precipita sin remedio a un punto de no retorno.

Una imagen vale más que mil palabras

Para demostrar a la población las consecuencias de sus actos, el Earth Observatory de la NASA ha publicado un reportaje fotográfico que revela la transformación de nuestra geografía en las últimas décadas. El responsable de estas impactantes instantáneas es un satélite que se encuentra a más de 36.000 kilómetros de distancia y en una órbita geoestacionaria.

La costa de Dubai en 2011 / EARTH OBSERVATORY

La costa de Dubai en 2011 / EARTH OBSERVATORY

Como ya hemos visto anteriormente, uno de los factores que más influye en la destrucción del medio ambiente es la urbanización. Un claro ejemplo de ello es la ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. En el año 2000, la costa se mantenía prácticamente intacta, pero debido a un incipiente turismo de playa el gobierno emprendió un proyecto de ingeniería masivo, creando incluso islas artificiales a su alrededor. Un caso similar al de Shangai, que en la década de 1980 estaba rodeada por verdes y frondosos bosques, ahora sustituidos por grandes rascacielos.

Agujero en la capa de ozono

Sin embargo, una de las imágenes que más ha sobrecogido a los expertos es la que muestra el tamaño del agujero que traspasa la capa de ozono sobre la Antártida. En 1979, éste apenas tenía profundidad, a diferencia del inmenso socavón que ahora se cierne sobre el continente. También destaca la deforestación amazónica, especialmente en el estado de Rondônia, al oeste de Brasil, una de las zonas más castigadas.

Agujero en la capa de ozono en 2017 / EARTH OBSERVATORY

Agujero en la capa de ozono en 2017 / EARTH OBSERVATORY

Sin embargo, el satélite no solo ha monitorizado los cambios ocurridos en la superficie terrestre. También tiene evidencias de la transformación de la biosfera global, el impacto de las lluvias y la sequía, el aumento de las temperaturas o la actividad solar.