Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Robot gigante en Japón / YOUTUBE

No es de dibujos animados, este robot gigante es real y camina solo

Esta copia de los robots gigantes que aparecían en los animes japoneses Gundam supone un gran reto

Carlos Losada
6 min

Si el próximo parque de atracciones sobre Super Mario Bros. ha dejado boquiabiertas a millones de personas en todo el mundo con un simple vídeo introductorio, lo mismo ha ocurrido con otro hito proveniente de Japón: un robot gigante que puede realizar movimientos.

Inspirado en los caracteres de la serie Gundam, una de las más importantes de la historia en el país nipón, se ha construido un modelo que va más allá de estar erguido, ya que es capaz de agacharse y dar pequeños pasos.

En el puerto de Yokohama

Las primeras muestras se han dado este otoño en el puerto de Yokohama, donde se ha levantado una estructura que sujeta al robot al igual que se ha podido ver en decenas de animes realizados en Japón.

Lo más llamativo con respecto a otros mechas que se han construido con anterioridad es precisamente esa capacidad para mover un cuerpo de 20 metros de altura y unas 25 toneladas, ya que supone un reto muy grande de ingeniería. A fin de cuentas, hacer que un robot de esas dimensiones sea capaz de replicar los movimientos de otros mucho menores es, cuanto menos, un logro muy reseñable.

"Gundam Global Challenge" 

El Gundam que echará a andar es un paso más dentro del reto Gundam Global Challenge que nació en el año 2014 y que tenía como objetivo principal la construcción de un robot gigante que tuviera la capacidad de caminar por sí solo. En este punto cabe señalar que, al contrario de lo que aparece en muchas series que tienen a estos robots como protagonistas, no habrá un piloto en su interior (generalmente se encuentran en su cabeza), con lo que todo el movimiento se controla de un modo remoto.

No obstante, esto solo es el comienzo de lo que puede deparar el futuro, ya que hay numerosas tecnologías que están avanzando a pasos agigantados y no sería de extrañar que en apenas unos años estos robots pudieran moverse con mucha mayor facilidad y autonomía.

¿Qué es "Gundam"?

Para quienes no conozcan los términos propios de la animación japonesa, han de saber que Gundam es un conjunto de series que tienen su origen en los años 70 y cuya relevancia ha llegado hasta nuestros días. De hecho, ha sido y es tal su popularidad en Japón que se han hecho todo tipo de productos relacionados con los robots que la protagonizan… e incluso se construyen a tamaño “real”.

Estos grandes robots son conocidos en el mundillo manga como mechas y también pueden ser otro tipo de grandes vehículos. Los primeros que surgieron iban pilotados por seres humanos, aunque después variaron y algunos estaban dotados de elementos biológicos, lo que les hacía menos mecánicos, aunque seguían teniendo un aspecto similar.

Réplica de un Gundam / Samuele Schirò EN PIXABAY
Réplica de un Gundam / Samuele Schirò EN PIXABAY

Más famosos en España

En nuestro país el primer título que llamó la atención de todos y, por lo tanto, el precursor de estos robots fue Mazinger Z. De hecho, aunque no tenga la popularidad de los Gundam en Japón, fue anterior a estos.

En España, en cambio, no cabe duda de que esta serie de los años 70 se lleva la palma, puesto que encandiló a miles de niños que exclamaban aquello de “¡Puños fuera!” y deseaban ser Koji Kabuto a los mandos del robot invencible capaz de enfrentarse a los planes siniestros del Doctor Hell y el Barón Ashura.

Un género que fue a más

Los éxitos cosechados por esas primeras series en las que robots gigantes peleaban entre sí o se enfrentaban a peligros mucho mayores proliferaron de tal modo que siempre era posible ver alguna en antena, como fue el caso de Robotech a principios de los 90. Y no dejaron de evolucionar hasta ofrecer tramas que iban mucho más allá de las simples peleas.

Ese fue el caso de la serie Evangelion, donde se trataban temas mucho más filosóficos y que aún hoy en día sigue acaparando la atención de lectores de manga y espectadores de animes. En ella los robots tenían partes biológicas, con lo que había un trasfondo ético que afortunadamente no tiene nada que ver con el Gundam que se ha construido en el puerto de Yokohama. Quién sabe si en el futuro se terminarán viendo los mechas que ya mostró Guillermo del Toro en su película Pacific Rim.