Menú Buscar
La estudiante que ha inventado el producto contra los olores en envases de plástico / EFE

Una estudiante inventa un producto para eliminar olores de los plásticos

Esta especie de desodorante elimina las partículas contaminantes del contenido de estos envases para poder darles una segunda vida

3 min

La evolución para un mejor proceso del reciclaje del plástico cuenta con una nueva ayuda por parte de la ciencia española. Una estudiante de doctorado de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante ha inventado un producto que elimina las partículas de olor que se incrustan en este material según su contenido, lo que favorece su posterior uso de forma más aséptica. 

El producto desodorante erradica, gracias al vapor de agua, los elementos contaminantes y también las sustancias odoríferas de los plásticos reciclados. La importancia de esta innovadora tecnología radica en su contribución a disminuir los desechos de plástico en los vertederos y a aumentar la calidad de los envases domésticos reciclados de este material.

¿Por qué huelen los plásticos?

Es común que este material conserve olores de los productos que ha albergado e, incluso, de los que se utilizan para limpiarlos. Los investigadores responsables del desodorante para plásticos explican que dichas sustancias odoríferas son compuestos orgánicos volátiles que se incrustan en el envase.

En la actualidad no se pueden eliminar mediante un lavado convencional o el actual reciclaje mecánico convencional, lo que les ha llevado a investigar nuevas maneras de hacerlo en pos de la "necesidad de reciclar, de una manera eficiente y respetuosa con el medio ambiente, estos residuos".

Más usos; menos residuos

Los materiales con los que trabajan los investigadores del grupo de investigación universitaria de Residuos, Energía, Medido Ambiente y Nanotecnología (Reman) son los envases de plástico porque cada vez más hay una mayor demanda de mejorar la calidad de estos materiales reciclados.

Y su apuesta por esta vía de investigación ha dado sus frutos y no solo a nivel académico. Este procedimiento, patentado hace escasos meses, ha llamado la atención de cinco empresas --entre ellas una multinacional--, lo que podría ser el principio de su comercialización.