Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona jugando footbowling / PABLO MIRANZO (CG)

La primera sala de 'Footbowling' de Europa está en el Eixample de Barcelona

Esta nueva modalidad de ocio estadounidense consiste en derribar una decena de bolos lanzando una pelota de fútbol americano

2 min

Renovarse o morir. Esto es lo que ha pensado el joven catalán que ha decidido importar desde los Estados Unidos el primer negocio dedicado al footbowling en Europa. Sí, has leído bien: Footbowling. Una palabra que nace de la fusión entre football y bowling. Es decir, fútbol y bolos.

Y es que eso es exactamente lo que ofrece esta nueva actividad que ya ha aterrizado en España. En concreto, en el Eixample barcelonés, en la calle Girona número 7 y bajo el nombre de Golden Pop.

Una pista preparada para jugar fowling / PABLO MIRANZO (CG)
Una pista preparada para jugar footbowling / PABLO MIRANZO (CG)

La bolera ha pasado a mejor vida

En plena crisis en el sector del ocio, el propietario de la primera sala de la rabia de España se ha aventurado en este nuevo proyecto en el que se juega a los bolos sin las típicas y pesadas bolas de colores chillones en las que se meten los dedos.

Y, ojo, porque si eras de esas personas que nada más llegar a la bolera pedías que te subiesen las barras de la pista para no quedar en ridículo delante de tu cita o de tus amigos, ya puedes ir olvidándote de ello. En el footbowling de Golden Pop, la pista de bolos se reinventa y lo que en cualquier bolera convencional sería un suelo de madera aquí es un campo de césped artificial indoor.  

Una persona jugando fowling / CG
Una persona jugando footbowling / CG

 

Estilo Super Bowl

Una pista de fowling / PABLO MIRANZO (CG)
Una pista de footbowling / PABLO MIRANZO (CG)

Por si fuera poco, despídete de hacer strikes probando suerte por el suelo. En el footbowling lo que se lleva es creerte un jugador de la Super Bowl y lanzar por el aire. Aunque, eso sí, apuntando a la decena de bolos. 

Además, esta nueva modalidad deportiva, cuya duración no supera los 45 minutos, se puede practicar tanto en pareja como en grupos de hasta ocho personas; su precio es de 50 euros por partida