Menú Buscar
Constelación / CREATIVE COMMONS El planeta más oscuro de nuestra galaxia descubierto

Descubren el planeta más oscuro de nuestra galaxia

El nombre de este nuevo y oscuro planeta es WASP-104b y se encuentra a 466 años luz de la Tierra

3 min

En 2014, el telescopio espacial Kepler descubrió un planeta similar a Júpiter  a 466 años luz de la Tierra. Desde entonces, el esfuerzo de los científicos se ha centrado en conocer a la perfección todos los detalles de este nuevo astro. Sin embargo, no se trata de una tarea fácil, pues sus condiciones distan mucho de las del resto de planetas. Sobre todo, en términos de temperatura y visibilidad. ¿Qué problema se cierne sobre este importante hallazgo cósmico?

Júpiter calientes

Su nombre es WASP-104b y ha llamado la atención de toda la comunidad científica gracias a una composición gaseosa y candente que provoca la aparición de una bruma oscura que envuelve toda la esfera. Esta situación se debe a la intensa radiación que emite, capaz de fulminar por completo la atmósfera y crear una superficie ardiente. De esta manera, da vía libre a elementos como el sodio y el potasio, responsables del carácter casi invisible del planeta a ojos del ser humano.

El planeta oscuro / CREATIVE COMMONS

El planeta oscuro / CREATIVE COMMONS

A diferencia de la Tierra, que completa una vuelta alrededor del Sol cada 365 días, este curioso planeta hace lo propio con la estrella más cercana cada 1,75 días. Esta distancia tan reducida provoca la radiación antes expuesta y sitúa la temperatura media del globo en los 1.200 grados centígrados.

El planeta más oscuro que el carbón

La oscuridad a la que tanto hacemos referencia es también consecuencia de la proximidad del planeta WASP-104b a su estrella. Mientras el resto de astros reflejan aproximadamente el 40% de la luz estelar que reciben, en este caso la cifra asciende hasta un 99%. Durante dicho proceso, el sodio y el potasio se encargan de absorber la luz, motivando un desequilibrio más que evidente. Además, esto implica que exista una cara diurna casi permanente, que oculta el hemisferio contrario en la más absoluta penumbra.

Telescopio espacial / CREATIVE COMMONS

Telescopio espacial / CREATIVE COMMONS

Ante esta situación, ¿cómo han podido los expertos dar con su ubicación exacta? El telescopio Kepler lo identificó a través del oscurecimiento regular y periódico de los niveles de luz normales de la estrella anfitriona. Todo ello, a medida que el planeta WASP-104b se movía ante sus ojos. Un sistema de lo más efectivo que recibe el nombre de método de tránsito.