Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tywin Lannister es un padre poco amoroso / HBO

En estas películas y series sabrás cómo no ser padre

Lo que se ve en la pantalla no siempre es un buen ejemplo de una paternidad adecuada... y para muestra estos ejemplos

6 min

Hay muchas películas en las que se puede ver a auténticos padrazos, de esos que todos querrían tener a pesar de amar con locura a los que ya tienen. Pero el cine también ha mostrado a unos cuantos que no deberían haber procreado nunca, dadas sus nulas cualidades paternales.

Algunos de ellos son malvados de por sí, pero otros todo lo contrario. Su defecto es que no educan bien a sus descendientes.

Tywin Lannister (‘Juego de Tronos’)

No importa tener el padre más influyente de todo Poniente, además del más adinerado y con el mayor ejército. Eso no es suficiente para alguien como Tyrion Lannister, que ha visto cómo durante toda su corta (en todos los sentidos) vida ha tenido la sombra de Tywin amargándole.

Así pues, a pesar de las apariencias y de creer que “siempre tiene razón”, no hay que imitar el modo en que el líder de la Casa Lannister en Juego de Tronos trata a sus vástagos, ya que no les ha brindado ni amor, ni comprensión en toda su vida, subyugando su felicidad al futuro de la dinastía.

Jack Torrance (‘El resplandor’)

Vale que haya que aprovechar cualquier oportunidad laboral que se presente cuando se está en paro, vale que no hay mejor lugar en el mundo para inspirarse y escribir una novela que en un hotel cerrado y perdido entre las montañas, pero dejarse llevar por la maldición allí presente y atacar a la familia, pasa de castaño oscuro.

Y eso es lo que le pasa a Jack Torrance, quien se da a la bebida y se convierte en un psicópata capaz de seguir a su esposa y a su hijo por todo el complejo hotelero hacha en mano y con la mirada de Jack Nicholson fuera de las órbitas oculares.

Anakin Skywalker ('Star Wars')

Lo que mal empieza, mal acaba (y esto no se refiere a que la primera película es la cuarta de la saga), ya que la relación de Anakin Skywalker con Padmé Amidala nunca fue un camino de rosas. El final de la misma se produce cuando ella trata de que él no caiga en el Lado Oscuro y un fiero Anakin con los ojos inyectados en maldad la agrede, poniendo en peligro su embarazo.

Unos 18 años después, y convertido en el pérfido Darth Vader, tratará de llevar a su hijo Luke al Reverso Tenebroso de la Fuerza a toda costa, sin preocuparse de matarle en el intento. Todo un padrazo.

Homer Simpson (‘Los Simpson’)

Probablemente el patriarca de Los Simpsons es uno de los personajes más queridos de la TV. Pero eso no quiere decir que sea un auténtico desastre como padre.

No se entera de la educación de sus tres hijos, no es un buen ejemplo en casi nada de lo que hace y además se mete aún en más líos que el tarambana de Bart. Así que, el bueno de Homer no es, sin lugar a dudas, un modelo a seguir.

Homer Simpson lamentándose / LOS SIMPSON
Homer Simpson lamentándose / LOS SIMPSON

Denethor (‘El señor de los anillos’)

Si un padre tiene ínfulas de rey (sin serlo) y un hijo que claramente es el favorito, va a provocar que el ambiente en casa (en este caso, el palacio de Minas Tirith en Gondor) no sea el más adecuado, al menos para Faramir.

Y es que el pequeño de los dos hijos del senescal ve constantemente cómo su progenitor le ningunea y solo tiene ojos para el fiero Boromir, quien, eso sí, trata de cuidar a su hermano y defenderlo de la irracionalidad de Denethor.

Ross Geller ('Friends')

Se podría decir que los Geller no se caracterizan por su faceta paternal, porque Ross puede querer mucho a su hijo y preocuparse por su bienestar, pero apenas sale en pantalla y pocas veces pasa tiempo con su padre.

Además, cuando tiene otra hija con Rachel, parece que solo esta se encarga de los cuidados de la pequeña Emma, mientras que Ross está más ocupado en sus preocupaciones sin sentido. Quizás sus padres no fueran un gran ejemplo, sobre todo su madre Judy, que en todo momento menosprecia los logros de Monica.

Ross Geller en una escena de la serie 'Friends' / CREATIVE COMMONS
Ross Geller en una escena de la serie 'Friends' / CREATIVE COMMONS

Peter McCallister ('Solo en casa')

A principios de los 90 cargaban las tintas contra su esposa, Kate McCallister, porque al irse de vacaciones de Navidad se olvidaba de su hijo Kevin, quien se quedaba Solo en casa y tenía que lidiar con un par de ladrones inútiles que tratan de saquear el hogar familiar.

Sin embargo, Kate al menos se acordó del pequeño Kevin, ya que su padre ni siquiera parece preocupado durante todo el metraje. Y no vale como excusa que tenía muchos otros hijos.