Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La rambla de Barcelona en una escena de 'Vicky, Cristina, Barcelona' / YOUTUBE

Las películas que han convertido Barcelona en una ciudad de cine

Pese a que la cinta más moderna es la que acostumbramos a recordar, hay escenas de hace 50 años que ya la escogieron como la localización ideal

3 min

Barcelona está considerada como una de las ciudades más bonitas del planeta. Sus diferentes estilos arquitectónicos, desde el modernismo de Gaudí a los rincones medievales del barrio Gótico o el Raval, la playa, la montaña... cientos de localizaciones que han quedado plasmadas en el cine a lo largo de la historia.

No solamente producciones nacionales o locales han escogido a la capital catalana como epicentro de su trama, también las hay internacionales a montones. De hecho, Jackie Chan rodó una de las películas más importantes de su carrera, antes de dar el salto a Hollywood, por las calles barcelonesas. ¿Eres capaz de reconocer alguna más?

El cine ama grabar en Barcelona

Jackie Chan y José Sancho se batieron en un duelo de espadas en la película Los supercamorristas, en 1984, después de que el actor chino recorriera las calles de Barcelona y pueblos de su alrededor. Quizá inspirado por Jack Nicholson, cuando vino a grabar la cinta italiana de El reportero, en 1975, junto al expresidente del Barça, Joan Gaspart.

Adaptaciones cinematográficas como La plaza del diamante (1982) o Asalto al Banco Central (1983) fueron fieles a sus historias y también rodaron sus escenas en los rincones de la capital catalana. También escogieron localizaciones en Barcelona para las películas Makinavaja, el último choriso (1992), Muertos de risa (1999), Mar adentro (2004), Animales heridos (2006) o Los niños salvajes (2012).

Una ciudad con proyección mundial

Algunas películas se han rodado íntegramente en la ciudad barcelonesa, ya sea por elección u obligación del guión. Muchas de ellas con proyección internacional, como Sinatra (1988), Crimen ferpecto (2004), Rec (2007) o El gran Vázquez (2010). Eso sí, no todas de producción nacional.

Grandes rodajes como Diario de una ninfómana (2008) o Cuerpo blindado (2007), donde Lluís Homar compartió pantalla con Til Schweiger y Chazz Palminteri, se rodaron aquí. Pero quizá ninguna es comparable a El perfume, historia de un asesino (2006), que se grabó en El poble espanyol, la plaza Sant Felip Neri, la calle Ferran o la plaza Reial, donde actuó el mismísimo Dustin Hoffman.