Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entradas de cine para ver películas / Annca EN PIXABAY

Tres películas para los amantes de los viajes

Todos aquellos que tengan un espíritu libre, soñador y aventurero se sentirán muy identificados con los siguientes títulos

Noelia Hontoria
6 min

La magia del cine es que consigue llevar ante los ojos de los espectadores cualquier temática que sea de su interés. Más allá del género de terror, de las historias de amor o de las comedias con las que reírse durante casi dos horas y desconectar de la rutina, también hay películas que hablan de historia, de biografías, de enfermedades o incluso de cocina. El séptimo arte abarca casi cualquier tema que se quiera conocer más a fondo. Por ejemplo, los amantes de los viajes tienen muchas películas a su disposición.

No hay que confundirlas con documentales sobre ciudades o países. Las películas de viajes pueden tener su propia historia y encerrarse tras otro tema central que hace que el espectador sienta ese gusanillo de descubrir nuevos lugares, sentir el ambiente de un aeropuerto o el ritmo de vida de aquellos cuya rutina incluye una maleta de mano o una mochila a sus espaldas. Un ejemplo de esto se encuentra en películas como Up in the air, Viajo sola o Come, reza, ama, todas ellas imprescindibles para quienes amen viajar.

Up in the air

Probablemente uno de los mayores exponentes de este tipo de películas que camuflan las historias de viajes dentro de otra trama principal. En este caso, se puede ver a un George Clooney que, por motivos laborales, pasa su vida viajando, de aeropuerto en aeropuerto. Esta forma de vida le gusta, pero pronto dejará de manifiesto que también tiene sus desventajas: una vida viajando implica una vida solitaria, perdiéndose encuentros familiares o la posibilidad de tener una pareja estable.

Cartel de Hollywood, donde se han hecho algunas de las mejores películas de viajes / David Mark EN PIXABAY
Cartel de Hollywood, donde se han hecho algunas de las mejores películas de viajes / David Mark EN PIXABAY

Además, en el otro lado de la moneda, muestra también a su nueva compañera, Anna Kendrick, quien comprende pronto que viajar como estilo de vida no es tan interesante como puede parecer desde fuera. Up in the air se estrenó en 2009 y es una adaptación de la novela homónima de Walter Kim (2001). Incluye tintes de comedia romántica y también de drama y consiguió seis nominaciones a los Premios Óscar, entre ellos la de Mejor Película, aunque finalmente terminó la noche con las manos vacías. Sí consiguió un BAFTA y un Globo de Oro al Mejor guión.

Viajo sola

Viajo sola muestra en esta ocasión que las mujeres también pueden ser quienes decidan dedicar su vida de lleno a la carrera profesional y a viajar solas por el mundo. Esta película muestra la historia de Irene, una inspectora de hoteles de lujo (interpretada por Margherita Buy) que pasa sus días entre resort premium y todo tipo de comodidades a su alcance. Sin embargo, cuando su ex pareja deja de estar disponible para ella, se da cuenta que todo el mundo a su alrededor tiene en su vida ese tipo de lujos que no se pueden comprar y que a ella le faltan.

Esto le hará replantearse si elegir la soledad fue una decisión correcta, mientras sigue viajando por el mundo, comienza también un viaje a su interior. Esta película italiana estrenada en 2013 es una de las grandes recomendaciones dentro de las películas de viajes. Afinando un poco más el género, al igual que Up in the Air, se sitúa a medio camino entre el drama y la comedia romántica. Obtuvo una nominación a Mejor película europea en los Premios Goya.

Come, reza, ama

Un imprescindible para todo amante de los viajes y también para quienes estén atravesando una crisis personal. Come, reza, ama es una película de cabecera, donde Julia Roberts se mete en la piel de una mujer recién divorciada que inicia un camino hacia su propio interior, justo en el momento en que los cimientos de su vida han saltado por los aires y debe recomponerse a sí misma, encontrar el motivo por el que ha venido a la vida.

En su camino conocerá Italia, Bali, India e Indonesia, en un recorrido espiritual que la hará conectar consigo misma y con el mundo. Se trata de una adaptación de la novela Eat, Pray, Love de Elizabeth Gilberth, una autobiografía con la que esta escritora trató de lanzar un mensaje de ayuda a todas esas personas que se encontrasen atravesando una crisis similar a la que ella misma vivió. Se estrenó en 2010 y está disponible en plataformas de streaming como Netflix.