Menú Buscar
Una foto de archivo del hijo demandado por sus padres

Unos padres demandan a su hijo por no haberse ido todavía de su casa

Los progenitores alegan que el joven ya tiene 30 años y que no colabora ni en las tareas domésticas, ni en los gastos familiares

1 min

Michael Rotondo es un joven de 30 años que ha sido demandado por sus padres. A su edad continúa viviendo en el domicilio familiar en Syracuse, Estados Unidos. Los padres han acudido los tribunales con la esperanza de que una sentencia judicial obligue al pequeño Rotondo a mudarse de su casa. 

Para ello, justifican que han hablado con su hijo en repetidas ocasiones e incluso le han avisado por escrito hasta en cinco ocasiones. En estas conversaciones, recomendaron a su hijo comenzar una nueva vida, incluso estaban dispuestos a ayudarle económicamente para que se emancipara del nido. 

Además, alegan que el joven no contribuye a los gastos familiares, ni colabora en las tareas domésticas.