Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Distintos números con el 13 en el centro / CG

Los orígenes de la superstición de los Martes 13

La mala suerte que rodea a esta fecha se remonta años atrás en la historia con multitud de explicaciones, especialmente religiosas

4 min

“En un martes 13 no te cases ni te embarques", reza el refrán sobre los martes que caen en día 13. Son muchos los supersticiosos que le atribuyen una connotación negativa a esta fecha, que está relacionada con muchas leyendas e historias con un final malo, aunque pocos desconocen el por qué.

Este número se ha ganado una fobia que posee un nombre en los libros de psicología: triscaidecafobia. Quienes la padecen no solo evitan hacer cosas importantes dicho día, sino que tampoco salen de su casa. Muchos expertos apuntan a que el origen de ese temor puede tener un trasfondo religioso, aunque no es la única explicación.

La mala fama cristiana del número 13

Los cristianos relacionan el número 13 con todo lo trágico de la Biblia. Para empezar, existen creencias que afirman que la confusión de las lenguas en la Torre de Babel y su posterior destrucción tuvo lugar un martes 13.

Del mismo modo, ya en la Edad Media, se creía que los aquelarres de brujas estaban compuestos por 13 de ellas. Y, finalmente, 13 eran los escalones que conducían al patíbulo donde las brujas eran ahorcadas. Además, en el Apocalipsis, el capitulo 13 habla del Anticristo.

Límite de 12 personas en una cena

Pero no es la única relación que hay con el número maldito. Para algunos, lo es porque en la última cena de Jesús había 13 integrantes: los 12 apóstoles y el hijo de Dios. Por ello, consideran al traidor Judas como el número 13.

En la mitología nórdica, 12 fueron los dioses invitados a un banquete en el Walhalla. Loki, el espíritu de la pelea y del mal, se coló sin permiso a la fiesta y elevó el número de comensales a 13. En determinado momento se produjo una lucha para expulsarlo, en la que Balder, el dios favorito, encontró la muerte

La fatalidad romana de los martes

Por otro lado, en la mitología romana, la palabra martes está relacionada con Marte. Un planeta vinculado al Dios de la Guerra, por lo que muchos ligan los martes 13 con muerte y violencia. Para los entendidos, es una fecha propicia para emprender guerras y batallas, pero no es bueno para las cosas agradables.

En este sentido, la contradicción confirma la superstición. La historia señala que la caída del Imperio Romano en Constantinopla ocurrió un martes 13 del año de 1453. Al parecer, ese día tuvo lugar un eclipse lunar y un fuerte temporal que evitó que el ejército recibiese apoyo. 

El día de la brujería por excelencia

Los martes son los días preferidos para la magia, dado que se considera que los espíritus están más cerca. Una creencia que ya se tenía en la Edad Media, que lo veían como el día óptimo para la hechicería. En el Tarot, por ejemplo, el 13 es la carta de la muerte y corresponde al primer número después de la finalización de un ciclo, el 12.

Se relaciona con un nuevo inicio --nacimiento, muerte y regeneración-- al pasar, previamente, por la disolución. Esta fase --de acuerdo a los ocultistas-- es muy complicada y dolorosa porque al hombre lo envuelve la inconsciencia y un velo de vacío.