Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un niño juega con piezas de Lego / EP

Un niño está dos años con una pieza de Lego incrustada en la nariz

El pequeño admitió que se metió el juguete expresamente pero él y sus padres se olvidaron del suceso

2 min

Un niño de 7 años se ha pasado dos años con una pieza de Lego incrustada en la nariz sin que nadie hiciera nada. Finalmente la ha podido expulsar.

El menor reconoce que él mismo se insertó el juguete y se lo contó a sus padres cuando sucedió, en 2018. “Un día nos dijo que una pequeña pieza de Lego se le metió en la nariz e hicimos todo lo que pudimos para sacársela, aunque sin éxito”, señala su progenitor, Mudassir Anwar.

Recomendación médica

Él y la madre llevaron a la criatura al hospital y los médicos tampoco pudieron rescatar el juguete de sus fosas nasales. Los sanitarios aseguraron a la familia que seguramente iría a su sistema digestivo y lo expulsaría de forma natural.

El niño, Sameer Anwar de Dunedin (Nueva Zelanda), nunca sintió molestia alguna y él y sus padres olvidaron el suceso durante dos años. Hasta el pasado domingo que sucedió algo “increíble”, relata el padre.

Pieza de Lego / FACEBOOK
Pieza de Lego / FACEBOOK

Expulsión

El niño estaba disfrutando de unos cupcakes recién hechos, de repente, se inclinó para olerlas y empezó a sentir un fuerte dolor en la nariz. Madre e hijo pensaron que se le habría metido algún resto de la madalena.

Su madre le ayudó a sonarse la nariz con fuerza y, de repente, apareció la pieza de Lego perdida hace 2 años y de la que se habían olvidado. “Nunca esperamos algo así”, admite su padre. Mudassir Anwar asegura que la pieza lucía algo “desagradable”, pero bromea con que ahora podrían donarla a un museo.