Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de 'The Ice Road' / NETFLIX

Netflix se gasta mucho dinero para tener a Liam Neeson

La plataforma de contenidos ha apostado por la última película protagonizada por el actor norirlandés

Carlos Losada
6 min

En su afán por liderar el mercado de las plataformas que ofrecen contenidos en streaming, Netflix no duda en tirar la casa por la ventana si considera que merece la pena. Y eso es lo que ha hecho por la última película protagonizada por Liam Neeson y titulada The Ice Road.

La compañía ha pagado la friolera de 18 millones de dólares para emitirla en exclusiva, adelantándose a otros competidores que estaban interesados en ofrecer la que posiblemente sea la última incursión del actor norirlandés en el género de acción que tanto ha transitado en los últimos años.

No es la primera vez

Esta elevada suma de dinero no es la primera que ofrece Netflix por una película, ya que en el pasado se gastó 16 millones de dólares por el primer largometraje dirigido por Rebecca Hall, el cual se titulaba Passing.

Esto da una buena muestra del buen estado económico de la plataforma de streaming y de que este mercado se ha convertido en el principal canal para llegar al espectador final, especialmente después de que la pandemia haya provocado que las salas de cine se encuentren en una situación desesperada.

‘The Ice Road’

En cuanto al film por el que Netflix ha echado el resto, cuenta con el citado Neeson y con Laurence Fishburne como protagonistas. La acción se sitúa en el norte de Canadá y narra cómo un conductor experto en hacerlo sobre hielo llamado Mike lidera una misión de rescate para salvar a unos mineros atrapados en una extracción de diamantes.

Como cabe esperar, no será una misión sencilla, ya que ni las condiciones climatológicas ni el lugar donde se desarrolla la acción ayudará a que las personas atrapadas vuelvan a ver la luz.

¿Por qué esta película?

Esta pregunta se la pueden hacer muchos lectores, ya que no se trata de una cinta que vaya a triunfar en los Oscar ni que tiene gran renombre. Sin embargo, parece ser que Liam Neeson es un seguro de vida no solo cuando interpreta a un personaje capaz de salvar mineros, sino a la hora de acaparar la atención de los telespectadores.

No en vano, a comienzos de este año, una de las diez películas más vistas en Netflix ha sido un título de 2011: Sin identidad. Esta cinta tenía al actor irlandés como máximo protagonistas y a Jaume Collet-Serra como director, y cuenta la historia de un hombre que sufre un accidente y debe recuperar una vida que no recuerda y que parecen habérsela arrebatado. En definitiva, un estupendo thriller que sigue interesando -y mucho- una década después de su estreno.

Liam Neeson se las ve y se las desea en 'Sin identidad' / WARNER BROS.
Liam Neeson se las ve y se las desea en 'Sin identidad' / WARNER BROS.

Más Neeson

Además de Sin identidad, el actor de 68 años se ha prodigado mucho en el género de acción después de que Venganza fuera un exitazo en todo el mundo. Esto ocurrió tras haberse fraguado una carrera sobresaliente con magníficas actuaciones en películas como La lista de Schindler, Rob Roy, Michael Collins o El Reino de los Cielos, por poner solo unos cuantos ejemplos.

Lo más curioso es que ha sido en sus últimos años de carrera cuando ha llevado a cabo los papeles más físicos, interpretando casi siempre a un tipo duro y sin piedad capaz de resolver cualquier problema con una pizca de violencia y una mirada de hielo.

Largometrajes destacados

En este sentido, es interesante repasar algunas películas como las otras dos pertenecientes a la saga Venganza, Non-Stop (dirigida también por Collet-Serra), Caminando entre las tumbas, Una noche para sobrevivir o El pasajero.

Y si por si eso fuera poco, el actor también lidera otros largometrajes en los que el frío tiene una gran relevancia, tal y como ocurre en The Ice Road. Es el caso de las cintas Venganza bajo cero o Infierno blanco.

La siguiente apuesta de Netflix

Así pues, queda claro que la plataforma de streaming conoce muy bien cuál es su mercado y cómo debe abordarlo. Por ello, también está produciendo todo tipo de filmes, algunos de los cuales se encuentran en la carrera por los grandes premios. Y aunque los hay de presupuestos muy ajustados, en algunos no le importa gastarse lo que haga falta.

Un buen ejemplo de ello es The Gray Man, la adaptación que se está rodando de un libro de Mark Greany y que tiene a Chris Evans, Ana de Armas y Ryan Gosling -tres de los nombres más solicitados de Hollywood- como protagonistas. Además, al frente de este proyecto se encuentran los hermanos Russo, en la cresta de la ola después del éxito planetario de las dos últimas películas de los Vengadores de Marvel.