Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Coche de la Guardia Civil / EP

Multan a un guardia civil por orinar en una cuneta tras sancionar a otro hombre por lo mismo

El conductor sancionado denunció al agente por no predicar con el ejemplo

2 min

Un conductor fue sancionado el pasado septiembre en Extremadura por orinar en una cuneta. Acto seguido, el guardia civil que lo multó llevó a cabo la misma acción. Ahora, después de un año, ese agente ha sido multado por el Tribunal Supremo por no predicar con el ejemplo.

“No puede estimarse más que como una desconsideración al ciudadano. Es una falta de respeto, sin perjuicio de su calificación de leve”, ha sentenciado la corte.

Desarrollo de la acción

Los dos guardias civiles se encontraron un coche aparcado en el arcén del carril de incorporación a la autovía. Su conductor se encontraba al lado miccionando. Los agentes le informaron de que estaba creando una situación de peligro al dejar el coche sin ningún tipo de señalización.

Además, indicaron que “doscientos metros más atrás había un área de servicio en la que podría haber parado”, según informa El Periódico. En ese momento, los guardias civiles lo sancionaron. Sin embargo, al rato, uno de ellos realizó la misma acción.

Predicar con el ejemplo

“El sargento se alejó unos metros del lugar de los hechos tras de unos matorrales y se puso a orinar”, relatan. El conductor sancionado seguía por la zona y vio todo lo sucedido. Por eso, decidió denunciarlo. Y “con razón”, sentencia el Supremo.