Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una casa en medio de una autopista / YOUTUBE

Una mujer vive en medio de una autopista tras negarse a vender su casa

Una anciana de 85 años desoye todas las recomendaciones y negociaciones y reside "cómoda" entre cuatro carriles para coches

4 min

La resistencia de algunos vecinos para no abandonar sus casas ante los proyectos urbanísticos aprobados por su municipio es algo común, aunque a veces se dan casos curiosos. Uno de ellos es el de una mujer que se negó a irse de su casa y ahora vive justo en medio de una autopista.

La propietaria es una mujer de 85 años, de nombre Liang, que vive en la ciudad china de Guangzhou y se siente muy orgullosa de continuar viviendo en su hogar, pese al nuevo espacio que le rodea: un puente.

Negociación

El ayuntamiento de la localidad asegura que el plan urbanístico para construir la autopista se inició hace ya una década. Los funcionarios negociaron con los vecinos y Liang fue la única que ignoró las propuestas del consistorio.

El diario local South China Morning Post revela que los responsables públicos asignaron parcelas a los vecinos que tenían propiedades en el emplazamiento donde se encuentra ahora la infraestructura. En total fueron 47 casas y siete empresas las que accedieron al trato. Menos una.

Negación

Liang confirma la oferta del Ayuntamiento por su casa. El problema es que la querían reubicar en una parcela que está cerca de una morgue y ella se negó.

"Creen que este ambiente es pobre, pero yo siento que es tranquilo, liberador, agradable y cómodo", sostiene la anciana que resiste ahora en su casa pese a estar inmersa en una autopista.

Casa en medio de una autopista en China / YOUTUBE
Casa en medio de una autopista en China / YOUTUBE

Replanificación

La convicción de la mujer y la imposibilidad de postergar más el proyecto que se aprobó en 2010 provocó que los ingenieros tuvieran que rediseñar la infraestructura. Ahora en medio de una carretera de dos carriles en cada dirección se abre un agujero que rodea la vivienda de Liang.

"El puente genera un desvío que afecta la velocidad de los vehículos, el tráfico urbano y puede provocar colisiones", señaló Tang Guohua, experto en revisión de proyectos de conservación de la Administración Estatal de Patrimonio Cultural y profesor de la Escuela de Arquitectura y Planificación Urbana de la Universidad de Guangzhou.

Debate

El diario británico The Sun asegura que la mujer está contenta con la decisión que sostiene y el nuevo espacio donde vive, pese a los peligros que conlleva. Aun así, los responsables de la construcción no se dan por vencidos y aseguran que continuarán negociando. 

El vídeo publicado por South China Morning Post se ha hecho viral y ha generado controversia en China y en buena parte del mundo. Hay quien apoya la postura de Liang de mantener su casa en el lugar si no le ofrecen una alternativa que le convenza, otros advierten que la mujer ha elegido la opción menos práctica, ya que ahora la vivienda se ha devaluado y tendrá menos fuerza para negociar. El debate está servido, pero ella sigue en su hogar y la casa se ha convertido en un nuevo atractivo para los turistas.