Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Livia da Mata da a luz en el portal de su casa /TV3

Una mujer da a luz en un portal de Sitges

La vecina de la localidad barcelonesa, embarazada de 38 semanas y media, rompió aguas nada más salir del ascensor cuando se dirigía al hospital

3 min

Livia da Mata, vecina de Sitges (Barcelona), ha dado a luz a su hija Laia Victoria en el portal de su edificio. En una entrevista al programa Tot Es Mou de TV3, la mujer ha contado que los hechos ocurrieron días atrás, en concreto, cuando estaba embarazada de 38 semanas y media, y tenía el parto programado para el día siguiente.

Da Mata ha relatado que empezó a sentir las primeras contracciones de madrugada en casa. Acto seguido, ante el incesante dolor, junto a Jordi, su pareja y padre de sus hijos, decidieron que lo mejor era acudir al hospital después de que él llevase a su primogénito al colegio.

Un parto en el portal 

Sin embargo, las prisas por nacer de la pequeña Laia Victoria impidieron a la pareja realizar el desplazamiento. Livia rompía aguas al salir del ascensor mientras su marido cargaba las maletas en el coche. Las cámaras de seguridad ubicadas en la portería del inmueble han permitido que hoy existan imágenes de este atípico alumbramiento.

Visiblemente emocionada, y con su bebé en brazos, la madre de Laia ha explicado a Helena García Melero que el dolor que sintió en aquel momento era tan fuerte que le impidió dar un paso. “Me quedé unos minutos en shock. No me creía que me estuviese pasando esto a mí”, ha asegurado.

Laia nació con el cordón umbilical enredado en el cuello

Por su parte, Jordi, ha declarado que al ver que la llegada de la pequeña era inminente, llamó a los servicios de Emergencia. En ese mismo instante nacía su hija. La pareja cuenta que a la espera de la llegada de los sanitarios, recibieron la ayuda de una mujer francesa que pasaba por la calle: "La niña venía con dos vueltas de cordón en el cuello y ella nos ayudó a desenredarlo", ha añadido Livia.  

Minutos después, la ambulancia llegaba al portal. Tanto la madre como la bebé fueron atendidas y trasladadas al Hospital de Sant Camil, en Sant Pere de Ribes. Una vez allí, le cortaron el cordón umbilical y le retiraron la placenta. Hoy, las dos se encuentran en perfecto estado de salud.