Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josy, la mujer que ha dado a luz en la playa /INSTAGRAM

Una mujer da a luz en la orilla del mar: "Las olas tenían el mismo ritmo que las contracciones"

La joven, de 27 años, supo desde el primer momento que quería tener a su hijo en la playa y sin asistencia médica, una postura que ha sido muy criticada en las redes sociales

3 min

Josy Peukert, una joven de 27 años, ha sembrado la polémica en las redes sociales por su elección para dar a luz a su bebé, en mitad del Océano Pacífico, en Nicaragua. La embarazada ha tenido a su bebé en la playa. En concreto, en la orilla del agua y sin profesionales médicos que la asistieran.

Peukert ha compartido su experiencia de todo el proceso a través de sus perfiles virtuales. Desde su cuenta de Instagram ha declarado que quería tener un "parto libre" sin asistencia médica para demostrar lo que el cuerpo de la mujer es capaz de hacer.

Parto libre

"El mundo necesita más hombres que confíen en sus mujeres y sus capacidades y las apoyen y las amen desde el fondo de sus corazones", ha escrito la joven en su perfil, al mismo tiempo que agradecía a su pareja por haberla acompañado durante el parto.

Josy afirma que, desde que supo que estaba embarazada, tenía claro quería que fuera la llegada al mundo del bebé: "No tenía miedos ni preocupaciones para dar la bienvenida a una nueva pequeña alma a nuestras vidas, solo yo, mi pareja y las olas. Fue hermoso".

Tormenta en las redes

De hecho, ha explicado que durante los días previos había estado estudiando el arenal y las condiciones de la marea. "Cuando llegó el momento adecuado para dar a luz, supe que la playa sería segura para nosotros. Las olas tenían el mismo ritmo que las contracciones, ese flujo suave me hizo sentir muy bien”, ha relatado.

Sin embargo, su decisión ha sido muy criticada por los internautas. Muchos usuarios han explicado los riesgos que conlleva dar a luz sin asistencia médica y han tildado de "peligroso" e "insensato" el acto de esta madre. Por su parte, la joven, que es natural de Alemania, y vive desde hacer años con su marido y sus dos hijos en Nicaragua, se ha defendido asegurando que hizo "toda la investigación que necesitaba" para asegurarse de que su parto en la playa fuera seguro.