Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mujer con dolor abdominal / EFE

Una mujer con dolor abdominal va al médico y descubre que es un hombre

Los médicos detectaron que la joven, con genitales femeninos, padece también un cáncer de testículos

3 min

Una mujer ha descubierto a los 30 años que es un hombre. Lo descubrió tras acudir al hospital con un fuerte dolor abdominal. Tras las pruebas le diagnosticaron un cáncer de testículo.

La joven, residente en Birbhum (India), tiene el pecho desarrollado y genitales externos femeninos. Cuando acudió al centro hospitalario se sometió a un examen y descubrieron que tenía testículos en el interior de su organismo.

Diagnóstico

Ante el hallazgo el oncólogo clínico Anupam Dutta, le realizó una prueba de cariotipo que reveló que su complemento cromosómico es XY y no XX. Es decir, cromosómicamente es un hombre. De hecho, el útero y los ovarios de la paciente han estado ausentes desde el nacimiento, y nunca ha experimentado la menstruación. Posteriormente, se le realizó una biopsia y se vio que tenía cáncer.

Esta situación, pese a ser extraña está reconocida, se conoce como el síndrome de insensibilidad a los andrógenos (SIA) o síndrome de Morris. Se presenta cuando una persona nace genéticamente masculina, pero tiene todos los rasgos físicos de una mujer. Un síndrome que sufre una de cada 22.000 personas.

Explicación

La explicación científica de este fenómeno es que, pese a que los cromosomas indican que es un hombre, hay una mutación del receptor de andrógenos. Así, pese a que su cuerpo genera testosterona dicho receptor no las asimila y eso impide que se desarrollen los caracteres masculinos propios del cromosoma Y. Así, pese a tener testículos estos no llegaron a externalizarse.

Los médicos ahora asesoran a la familia, ya que la mujer está casada con un hombre desde hace nueve años. Les aconseja que “continúen viviendo la vida como lo han hecho hasta ahora”, ya que más allá del cáncer la situación no cambia nada. Asimismo, tras examinar a la familia de la paciente, los profesionales encontraron que su hermana, de 28 años, padece el mismo síndrome.