Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un vídeo y cintas VHS junto a otros elementos de reproducción / CG

Una mujer en busca y captura al olvidar devolver una cinta VHS alquilada en 1999

La denunciada está acusada de un delito de malversación por quedarse con la película 'Sabrina, la bruja adolescente', pero ella lo niega y acusa a su novio de hace 22 años

3 min

Una mujer ha sido acusada de un delito grave debido a que en 1999 alquiló la película Sabrina, la bruja adolescente y se olvidó de devolverla. Por ello, 22 años después, se encontraba en busca y captura por malversación, aunque ella asegura no saber nada sobre la cinta: "Nunca he visto un episodio ni una película de Sabrina".

Esta situación se la ha encontrado Caron McBride, una estadounidense de 52 años, quien ya ha anunciado que emprenderá acciones legales debido a que esa acusación la ha "lastimado enormemente" a ella y a su familia. "Me enfado cada vez más cuando lo pienso", asegura la mujer, a pesar de que finalmente el caso fue desestimado y borrado.

Se enteró por sorpresa

Caron McBride se trasladó a Texas después de casarse, por lo que intentó cambiar su nombre en el carnet de conducir el pasado noviembre de 2020. Sin embargo, cuando envió un correo electrónico al Departamento de Vehículos Motorizados para programar una cita, recibió una respuesta inesperada.

El mensaje llegó este 16 de abril, y le instaban a resolver primero los problemas judiciales que tenía abiertos en Oklahoma, lugar en el que residió anteriormente. Desconocedora del caso, telefoneó al juzgado para que le contaran qué sucedía, y le dijeron que estaba acusada por "un delito grave de malversación de fondos".

No es un caso aislado

"Pensé que me iba a dar un infarto", asegura la afectada en USA Today, donde también señala que ese delito puede haber afectado a su vida laboral. Estuvo buscando abogado desesperadamente, pero nadie quiso aceptar su caso. Por suerte para ella, el establecimiento cerró sus puertas hace más de una década y los registros judiciales finalmente se han puesto de su parte, por lo que el caso fue desestimado y borrado. Pero ese final no la libra de haberlo pasado mal, y Caron McBride está dispuesta a emprender acciones legales para salvaguardar su honor.

Además, sospecha que pudo haber sido su novio de entonces el que alquilara la cinta a su nombre, para que la vieran sus dos hijas pequeñas. Y reitera que ella nunca ha visto nada de Sabrina, por lo que se desentiende del todo. Pero lo más sorprendente del caso fue que, una vez apareció su historia en los medios, fueron muchos los abogados que aseguraron haber sido contactados por otras personas que fueron a la cárcel por situaciones parecidas, dado que también desconocían tener una orden pendiente de este tipo.