Menú Buscar
Fragmento de roca terrestre encontrada en la superficie lunar / EUROPA PRESS

Científicos hallan la evidencia de un meteorito terrestre en la Luna

Señalan que, según la muestra, pudo producirse por la colisión de un cometa en el satélite hace más de 4.000 millones de años

29.01.2019 18:10 h.
2 min

Un equipo internacional de científicos asociado con el CLSE (Center for Lunar Science and Exploration) y parte del Solar System Exploration Research Virtual Institute de la NASA ha encontrado la primera evidencia potencial de que un meteorito terrestre alcanzó la superficie lunar hace unos 4.000 millones de años.

Este hallazgo ha sido revelado después de comprobar una muestra lunar traída por los astronautas del Apolo 14 y se ha publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters. Según han podido explicar los científicos, la roca que colisionó con nuestro satélite se mezclo posteriormente con otros materiales de la superficie lunar y es una gran fuente de investigación de la Tierra primitiva. “Es un hallazgo extraordinario que ayuda a pintar una imagen mejor de la Tierra primitiva y el bombardeo que modificó nuestro planeta durante los albores de la vida”, ha explicado al respecto David A. Kring, científico de la USRA (Universities Space Research Association) y principal autor de la investigación.

La muestra contiene fragmentos de rocas terrestres comunes

El resultado de la investigación ha revelado que la muestra obtenida se trata de un fragmento de dos gramos de roca compuesta por cuarzo, feldespato y circón, elementos comúnmente hallados en la superficie terrestre. Entre otros detalles, el análisis químico también reveló que este fragmento rocoso se cristalizó a temperaturas terrestres, un dato que ha conseguido afianzar más las conclusiones del equipo científico a pesar de que los detractores defiendan que pudo haberse cristalizado en el manto lunar, del que no se tiene tanta constancia como en la superficie.

Así pues, los resultados de la muestra se han convertido en una reliquia para ayudar a conocer mejor los inicios del Sistema Solar, y especialmente los de la Tierra Primitiva y la Luna. Sin embargo Kring, el investigador principal del estudio, ha pedido calma para continuar estudiando la muestra hallada y sospecha que la noticia puede causar controversia dentro de la comunidad científica.