Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una televisión antigua, símbolo de las series españolas más antiguas / StockSnap EN PIXABAY

Cuatro series españolas que han arrasado en la televisión

Varios son los personajes de ficción que se han colado en nuestras casas, conviviendo con todos nosotros durante muchísimo tiempo

Noelia Hontoria
6 min

La ficción española tiene una larga trayectoria a sus espaldas. Las series españolas de televisión han sido, desde la llegada de los televisores a los hogares, uno de los contenidos con mayor éxito. Pero, como en todo, ha habido triunfos y fracasos. ¿Cómo medirlo? Hay dos factores que pueden servir para valorar si una serie tiene éxito o no: la audiencia es, indudablemente, uno de ellos, pero también el tiempo que permanezca en emisión, la cantidad de temporadas por las que renueve.

Hablando de series largas, pueden venir a la mente nombres como Al salir de clase (cinco años), Siete vidas (siete años), Aída (nueve años), Los Serrano (cinco años) o El secreto de Puente Viejo (nueve años). Pero hay otras que han logrado sobrevivir a toda una década y han conseguido estar más de diez años en antena. Cuéntame como pasó, El comisario, Hospital Central o Arrayán son algunas de las series españolas de mayor éxito, a las que los espectadores les han sido fieles durante mucho tiempo.

Cuéntame cómo pasó

Si a sus creadores les hubiesen contado el éxito que iba a tener esta serie, tal vez no se lo habrían creído. Es la serie de prime time con más duración en la historia de la ficción española. A sus espaldas lleva ya veinte temporadas y sigue en antena, a punto de cumplir veinte años. Se estrenó en 2001 y cuenta la historia de los Alcántara, una familia de clase media, reflejo de la sociedad de la época.

La serie comienza en el año 1968 y actualmente, todavía en emisión, ha llegado ya al año 1990. Nació con una intención didáctica, mostrar la historia de España desde el punto de vista de una familia tradicional y ha conseguido su propósito. Por ahora, su hemeroteca recoge más de veinte años de movimiento político y social. Se han confirmado al menos dos temporadas más (cuarenta capítulos), pendientes de rodar y con un estreno previsto para el próximo otoño, si la “nueva normalidad” lo permite.

El comisario

Otro de los grandes éxitos de la ficción española fue El comisario. La serie protagonizada por Tito Valverde y Juanjo Artero permaneció en emisión durante diez años, desde 1999 hasta 2009. Su trama se centraba en la vida en una comisaría de Policía, mostrando tanto las historias de los protagonistas como los casos que debían investigar.

Un niño viendo series españolas de ficción / Vidmir Raic EN PIXABAY
Un niño viendo series españolas de ficción / Vidmir Raic EN PIXABAY

Entre sus logros, tiene el honor de decir que fue la primera serie española en utilizar efectos especiales del cine. Además, trabajaron mano a mano con la Policía Nacional para preparar las tramas y los rodajes, lo que le dio mayor realismo a la serie y abrió la puerta a un nuevo género y una nueva forma de hacer las cosas dentro de las producciones españolas.

Hospital Central

Las series españolas descubrieron la gallina de los huevos de oro con la llegada del nuevo milenio, cuando descubrieron que basar las series en profesiones específicas funcionaba bastante bien. Después del éxito de El comisario llegó Hospital Central, una serie de televisión que se centraba en la vida de un hospital. Logró permanecer en antena durante veinte temporadas, entre el 2000 y el 2012.

Más cercana al drama que a la comedia, en Hospital Central también se podían seguir las vidas de sus protagonistas, los médicos y enfermeros del Hospital Central de Madrid (un enclave ficticio), además de los casos de pacientes que pasaban por él.

Arrayán

Pero en las cadenas autonómicas también se pueden encontrar buenos ejemplos de series españolas que permanecieron en antena durante más de diez años. Una de ellas es Arrayán, de Canal Sur (Andalucía), que se mantuvo en emisión desde 2001 hasta 2013, sumando trece temporadas y 2.400 capítulos, que se dice pronto. Su emisión fue diaria, de lunes a jueves, con una duración de 25 minutos de media por capítulo.

Arrayán transcurría en un hotel homónimo, un establecimiento de lujo de la costa andaluza (emplazamiento ficticio). El punto de partida lo marcó el asesinato de su director justo antes de jubilarse. Drama y comedia se unen en esta producción en la que se intercalaban las historias entre los empleados, los turistas y los habitantes del pueblo. Está rodada en Coín (Málaga).