Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tom Holland en Spider-Man: Lejos de casa / MARVEL-SONY

¿Por qué elegir al mejor Spider-Man cuando se pueden tener los tres a la vez?

La próxima película podría contar con los tres actores que han encarnado al personaje en las dos últimas décadas

Carlos Losada
6 min

No cabe duda de que la publicidad que se está haciendo para la próxima película que tendrá a Spider-Man como protagonista está levantando una gran expectación. Si ya de por sí cualquier noticia que salga sobre las películas del Universo Marvel tiene un gran recorrido, cuando se habla del trepamuros el interés se dispara.

No en vano, es el superhéroe más popular de esta editorial. Si a eso se le añade una tercera entrega y la posibilidad de que exista un multiverso en el que haya otros Spider-Man, las expectativas se multiplican aún más. Y es que eso es lo que parece que va a ocurrir.

Tobey, Andrew y Tom

Desde que Sam Raimi dirigiera Spider-Man en el año 2002, tres han sido los intérpretes que se han puesto las mallas rojas y azules y se han balanceado entre los rascacielos de Nueva York: Tobey Maguire, Andrew Garfield y Tom Holland.

A fin de cuentas se trata de un personaje muy jugoso como para tenerlo parado. A la primera trilogía le siguió otra con un tono diferente que bien podría considerarse reboot. Pero es que tres años más tarde, Marvel hizo lo posible por conseguir los derechos que Sony tenía sobre el personaje cinematográficamente hablando. El Hombre Araña debía formar parte del universo que estaba triunfando en todo el mundo y que tenía a los héroes de los Vengadores como sus principales abanderados.

A por la tercera

Después de lo sucedido en Vengadores: Endgame, todo quedó trastocado y el lanzarredes se ha convertido en una de las grandes estrellas… a la que hay que sacar partido. Ya lo hizo la propia Sony en la cinta de animación Spider-Man: Un nuevo universo, una auténtica maravilla en la que se reunían diversas versiones de Peter Parker correspondientes a realidades diferentes.

El resultado fue tan bueno que seguramente a algún creativo le llevó a pensar aquello de “tres mejor que uno”. ¿Para qué debatir sobre qué Spider-Man ha sido mejor si los tres pueden estar juntos en la misma película?

Ni lo admiten ni lo niegan

Ante los rumores de esta posibilidad, nadie ha negado que sea solo un bulo. De hecho, la misma Zendaya --MJ en los dos últimos largometrajes-- no se ha atrevido a negar que nada así vaya a ocurrir, por mucho que a Tom Holland no le haya seducido la idea (o eso aseguran).

Así pues, todo parece indicar que los estudios han conseguido seducir a los anteriores protagonistas para que vuelvan a ponerse en la piel de Peter Parker. Quizás viendo a todos juntos, ya sea posible decantarse por uno u otro cuando se trata de decidir cuál es el mejor. Es más, incluso se habla de la posible vuelta de Emma Stone como Gwen Stacy… aunque en la la segunda película junto a Andrew Garfield sufrió un desenlace que no invite a pensar en ello.

La primera trilogía

Echando la vista atrás 18 años, nos encontramos con el primero de los Spideys que ha habido (antes hubo otros en telefilms de muy mala calidad): Tobey Maguire, un Peter Parker muy similar al que se puede leer en buena parte de los comics. Empollón, perdedor, divertido y, sobre todo, un héroe a pesar de las circunstancias.

Las dos primeras cintas superaron con creces a una tercera más irregular, pero sin duda Sam Raimi hizo un excelente trabajo. Junto a Maguire aparecieron actores y actrices tan importantes como Willem Dafoe (Duende Verde), Kirsten Dunst (Mary Jane Watson), James Franco (Harry Osborn), Alfred Molina (Doctor Octopus) o Bryce Dallas Howard (Gwen Stacy).

Spider-Man 2, probablemente la mejor película sobre este superhéroe / SONY
Spider-Man 2, probablemente la mejor película sobre este superhéroe / SONY

El Spider-Man millennial

Cinco años después de que Maguire colgara las mallas, el turno fue para Andrew Garfield, que en las dos películas que protagonizó dibujó un Peter Parker más actual y millennial. Bastante más cool que su antecesor, pero quizás menos entrañable.

Eso sí, ambos films dirigidos por Marc Webb no tienen nada que envidiar en cuanto a factura a los anteriores (quizás salvo Spider-Man 2, probablemente la película más fiel al personaje que Stan Lee se inventó). Al lado de Garfield se pudo ver a Emma Stone (Gwen Stacy), Rhys Ifans (Lagarto) o Jamie Foxx (Electro).

Spider-Man de la generación Z

Las producciones de Sony sufrieron un frenazo cuando se llevó al trepamuros al universo Marvel. Allí se mostró a un Peter Parker quinceañero, divertido, despistado y entusiasta al que Iron Man acoge como “aprendiz”.

Los dos films que Tom Holland ha protagonizado (más todas sus intervenciones en las demás películas de Los Vengadores) han hecho de él un Peter Parker muy consolidado y adecuado para los tiempos que corren. En ellos aparece junto a la citada Zendaya, Michael Keaton (Buitre), Jake Gyllenhaal (Misterio) y otros habituales de Marvel: Samuel L. Jackson, Robert Downey Jr… Quizás en la tercera entrega, también lo haga con los anteriores Spider-Man.