Menú Buscar
El mejor pan en una panadería de Barcelona / UNSPLASH - JUDE INFANTINI

Te descubrimos la mejor panadería de todo Barcelona

El local está revolucionando el sector de la hostelería y muchos son los que no pueden resistirse a probar todos y cada uno de sus productos

Juan Antonio Marín
6 min

La vanguardia siempre ha tenido una estrecha relación con Barcelona. La Ciudad Condal se ha convertido, durante varias décadas, en el escenario idóneo para que creadores desarrollen sus vanguardias en diferentes ámbitos. Gaudí ya lo hizo en el arte desarrollando el Modernismo catalán y decorando las calles de la capital catalana. Hoy en día son los establecimientos los que toman la iniciativa y comienzan a desarrollar nuevas vertientes.

Nuevas vertientes que confluyen a la implementación de negocios dentro de negocios. Esta es la filosofía que sigue una conocida cadena de hoteles en Barcelona que está logrando revolucionar el panorama de la hostelería. Varios de sus edificios integran negocios o espacios verdes dentro del hotel. Uno de los más conocidos es el ubicado en el Paseo de Gràcia, encargado de acoger durante varios años la panadería Baluard.

Horno de leña

Baluard es un negocio con mucha solera dentro de la Ciudad Condal. Tras varias generaciones su pan se ha consolidado como uno de los mejores dentro de Barcelona. Y es que el negocio familiar, que se ha ido traspasando de generación en generación, ha estado presente en muchos de los hogares de la capital catalana. El horno de leña y su dedicación por hacer el mejor pan son dos de los secretos que han llevado al éxito a esta panadería.

El negocio de Ana Bellosà dio un paso más allá e integró la clásica panadería dentro de un céntrico hotel de la Ciudad Condal. La idea era que los visitantes que pernoctaran en el establecimiento se sintieran como en su casa disfrutando de un olor a pan recién hecho como si de un ambiente rural se tratara. Además estas sensaciones se combinarían con el sabor de uno de los mejores panes de la zona.

Modernidad y tradición en el mismo espacio

Esta nueva modalidad suponía un aspecto de diferenciación para esta conocida cadena de hoteles. Los clientes podían bajar a la recepción para degustar los productos de la clásica panadería. La cafetería constituía otro de los espacios donde se podían pedir estos elaborados de la panadería Baluard. Este nuevo concepto llegó a colocar al hotel barcelonés como una de las referencias en cuanto a los mejores hoteles de boutique.

Una persona amasando pan en una panadería de Barcelona / UNSPLASH - NADYA SPETNITSKAYA
Una persona amasando pan en una panadería de Barcelona / UNSPLASH - NADYA SPETNITSKAYA

A todo esto se le sumaba una original decoración que le aportaba otro motivo diferencial. Este punto se completó gracias al arte del decorador de interiores Lázaro Rosa- Violán. El reconocido artista ha diseñado los interiores de algunas de las boutiques de moda más conocidas de Barcelona además de restaurantes u otros establecimientos de cara al público. La relación entre Praktik y Baluard se vería frustrada en el año 2018.

Un cierre envuelto en polémica

Y es que el ayuntamiento de Ada Colau mandó a clausurar la panadería que se ubicaba en los bajos del hotel. Uno de los principales motivos para cerrar este nuevo espacio del clásico negocio fue el lugar que ocupaba dentro de la estructura arquitectónica. La venta de los productos de Baluard se estaba llevando a cabo en una zona del hotel que debería estar reservada para la evacuación de personas.

En su momento personas cercanas al hotel desmintieron dichas aclaraciones. Todo derivó en un traslado de Baluard hacia otro local próximo al centro de la Ciudad Condal. La panadería alego como motivo del traspaso la falta de entendimiento con el distrito en el que se encontraba en esos momentos. Así se ponía un punto y aparte a la idea de negocio implantada por la cadena de hoteles Praktik.

Rumbo hacia un nuevo destino

El pan se seguiría elaborando en el clásico establecimiento donde se ubica el horno de leña. El problema erradicaba en que ya no se vendería en el mostrador del hotel. Baluard anunció que la nueva ubicación se encontraría en la calle Pau Clarís. Tras estos sucesos el hotel se vio envuelto en una serie de irregularidades que tuvo que resolver más tarde.

Este Praktik Bakery supone un ejemplo de hacia dónde caminan los nuevos negocios en la actualidad. La posibilidad de unir dos negocios en un mismo espacio representa una modalidad más que factible que ya se está comenzando a desarrollar en las grandes capitales como Barcelona.