Menú Buscar
Mapa de Antártida / REMA

Así es el mapa de la Antártida más detallado que existe

El mapa se compone de más de 187.000 fotografías de satélite y permitirá conocer la altura de cada montaña y todo el hielo de su superficie

3 min

La Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial de Estados Unidos, junto con un grupo de investigación de las Universidades de Ohio y Minnesota, ha publicado lo que es --hasta ahora-- el mapa más completo y detallado de la Antártida. Se trata del REMA, siglas en inglés de Modelo de Elevación de Referencia de la Antártida. Su sistema cartográfico se compone nada más y nada menos de hasta 187.585 fotografías de satélite.

Según Ian Howat, el principal autor de este estudio, hasta ahora los cartógrafos disponían de un mapa mucho más completo de Marte que de la propia Antártida. Sin embargo, el nuevo atlas constituye un mapeado de este continente de unos 14 millones de kilómetros cuadrados. Para comprender esta extensión ayuda la idea de que, si la Antártida fuera un país, sería el segundo más grande del mundo por detrás de Rusia (17 millones de kilómetros cuadrados).

Precisión en los detalles del mapa de la Antártida / REMA

Precisión en los detalles del mapa de la Antártida / REMA

La resolución del nuevo atlas cuenta con una calidad de hasta 8 veces más detallada que los usados anteriormente, por lo que gracias a este plano el grupo de investigadores será capaz de determinar la altitud de cada montaña e incluso el hielo de la superficie de todo el continente con gran precisión.

En constante actualización

Tal y como ha informado el equipo de investigadores este mapa puede actualizarse constantemente con la introducción de nuevos datos, lo que podrá ayudar a informar sobre una gran cantidad de proyectos de investigación referentes, por ejemplo: investigaciones sobre la variación de la capa de nieve, el movimiento del hielo, el adelgazamiento de los glaciares o los cambios en los ríos y la actividad volcánica.

Así pues, esta magnitud de investigación no ha dejado indiferente a ninguno de los investigadores que han formado parte del estudio. Tras conocerse el hallazgo, así habla al respecto, Paul Morin, profesor de la Universidad de Minnesota: “Este es solo el primer paso. Nunca soñamos que pudiéramos procesar este volumen de datos con tanta precisión. Ahora, podremos repetir este proceso una vez y media cada año para que podamos ver el cambiar con el tiempo”.