Menú Buscar
Colección de cómics manga / UNSPLASH

Manga Barcelona celebra su 25 aniversario con una edición muy especial

El festival dedicado al popular ocio asiático ha cumplido un cuarto de siglo congregando a más de 100.000 asistentes

Juan Antonio Marín
6 min

La Fira de Montjuïc ha vuelto a ser el escenario de uno de los principales acontecimientos de Barcelona. Este espacio inaugurado hace ya más de cinco décadas se ha convertido en la principal opción a la hora de acoger ferias y eventos multitudinarios de gran calibre. Es la sede fija de la feria del automóvil de Barcelona, celebrada a finales de año, y de eventos musicales como el Sònar, que se lleva a cabo durante la época estival.

Esta institución ferial representa una de las más importantes de todo el continente. Con más de 100 salones celebrados a lo largo de los 365 días del año y una gran cantidad de visitantes de varios países, ha generado un gran impacto tanto económico como social para la capital catalana. Uno de los últimos eventos que ha acogido ha sido el Manga Barcelona, que ya forma parte de los encuentros más clásicos dedicados al mundo del dibujo.

Gran tradición historietística

Aunque la nomenclatura de manga se utilizaba en un principio para referirse a las historietas realizadas en Japón, ha acabado siendo un término que representa un estilo concreto de dibujo. La influencia de este género ha sido tal que ha terminado adaptándose a diversas series de dibujos animados emitidas en la televisión.

Su introducción en el mercado europeo comenzó a llevarse a cabo por la década de los ochenta. Desde entonces, en países como España se ha fraguado un interés y un gusto por el manga que ha llevado a crear generaciones fanáticas del estilo. Gracias a festivales como los que se celebran en IFEMA de Madrid o en la Fira de Barcelona todos los adeptos pueden disfrutar de un espacio dedicado a uno de sus principales hobbies. El de Barcelona celebraba este 2019 nada más y nada menos que 25 años de vida.

El nuevo epicentro del anime

Una de las principales novedades que ha propiciado esta edición ha sido la de modificar el nombre y logo del propio evento. En los anteriores años la denominación de este encuentro era Festival de Manga de Barcelona. Este nombre ya ha pasado a la historia y la nueva entrega de este año se ha bautizado como Manga Barcelona. Por otra parte, el símbolo se ha cambiado con el fin de aportarle un toque más moderno y vanguardista.

Pulpo protagonista de una serie manga / UNSPLASH
Pulpo protagonista de una serie manga / UNSPLASH

En esta renovada edición el cartel también ha supuesto un importante punto de encuentro. Para el de este año se ha optado por combinar lo característico de la cultura tradicional japonesa con motivos del manga más moderno. Kenny Ortiz ha sido el principal artífice del cartel, el cual también se ha mostrado muy orgulloso con el trabajo de su compañera Noiry, la colorista del póster de la vigésimo quinta edición.

Batiendo nuevos récords

Dentro de lo concurrido en las cuatro jornadas que ha durado el festival destaca la gran cantidad de público. Y es que el Manga Barcelona ha conseguido superar su propia barrera de asistentes alcanzando los 152.000 visitantes por primera vez en su historia. Esta importante cantidad de gente ha podido disfrutar de una propuesta encauzada hacia la diversidad de gustos y actividades para todos los otakus.

Otaku es el término que se emplea para todos aquellos cuya afición principal está relacionada con el manga y anime. Entre la diversidad de exposiciones una de las más destacadas ha sido la dedicada a Osamu Tezuka. El dibujante y escritor japonés representa una figura vital en el mundo del anime ya que es considerado como el Dios del manga, debido a su importante labor en la difusión del estilo. La muestra sobre Tezuka ha contado con más de 200 originales.

Orgullosos por el trabajo realizado

Con motivo del 25 aniversario se han realizado otra serie de actividades de carácter más especial. Una de ellas se corresponde con el Manga Quest. En esta especie de gymkana los asistentes han obtenido una serie de cromos ilimitados para su colección personal. Los principales culpables de la correcta realización del salón se han mostrado muy satisfechos.

Meritxell Puig, directora del Manga Barcelona, recalcó el sorprendente hecho de que las entradas se agotaran antes de abrir lo que sería esta renovada edición. A su misma vez también ha querido realizar un guiño a la seguridad y organización del encuentro.