Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la película MalnaZidos / TELECINCO CINEMA

MalnaZidos, los malos en la Guerra Civil fueron los zombis

Próximamente se estrenará esta película en la que los contendientes de ambos bandos tendrán un enemigo común

Carlos Losada
6 min

Las películas de zombis parecen no pasar nunca de moda y más si se sitúan en momentos históricos donde nadie se las imaginaría. Este es el caso de MalnaZidos, una producción española que convierte a los muertos vivientes en el mayor peligro de la Guerra Civil Española.

Y es que no hay nada como los “no muertos” para poner de acuerdo a dos bandos enfrentados en un conflicto que a día de hoy sigue levantando ampollas.

Cooperar o morir

La cooperación entre enemigos es la clave para salir vivos de MalnaZidos, o eso es lo que se desprende de su sinópsis y de su tráiler. En el largometraje, Jan Lozano (interpretado por Miki Esparbé) es capitán de la quinta brigada del ejército sublevado o nacional. Y después de combates sangrientos y mucho sufrimiento, termina cayendo prisionero del bando gubernamental o republicano.

Es entonces cuando deberá llevar a cabo una misión peliaguda si quiere salvar su vida. Sin embargo, ni él ni sus enemigos se esperaban encontrar un peligro mucho mayor. Los infectados quieren comerse-matar todo lo que se encuentran a su paso, y no les importará si llevan una bandera u otra, y mucho menos sus ideales.

Zombis en 2021

Esta película de terror y aventuras producida por Telecinco Cinema, está dirigida por Javier Ruíz Caldera y Alberto de Toro, y llegará a los cines el 22 de enero de 2021, después de que, debido a la pandemia, se retrasara su estreno en las salas de cine españolas.

Asimismo, está basada en la novela Noche de Difuntos del 38, escrita por Manuel Martín Ferreras, e interpretada por el mencionado Esparbé, a quien acompañan frente a los muertos vivientes Aura Garrido, Luis Callejo, Álvaro Cervantes, Jesús Carroza y María Botto.

Los zombis en MalnaZidos / TELECINCO CINEMA
Los zombis en MalnaZidos / TELECINCO CINEMA

Zombis en momentos históricos

MalnaZidos se une a esas películas que resultan “extrañas” por mezclar momentos y personajes históricos con elementos más “actuales” como los zombis. Un buen ejemplo de ellas fue Orgullo + Prejuicio + Zombis, película basada en la novela homónima de Seth Grahame-Smith en la que se introducía una invasión zombi en la época en la que se desarrolla la obra clásica Orgullo y prejuicio de Jane Austen.

De igual modo, en Overlord, una película estadounidense de 2018, la acción se sitúa en la Segunda Guerra Mundial, pero los enemigos de los Aliados serán algo más que nazis. Y si fueran vampiros, bien podría incluirse en esta lista a Abraham Lincoln: Cazador de Vampiros, al incluir a un personaje histórico como el antiguo presidente de Estados Unidos en una cruzada propia del género fantástico.

Fantasía y Guerra Civil Española

Por otro lado, MalnaZidos también se sumerge en el territorio ya explorado por Guillermo del Toro. El cineasta mexicano ya introdujo el terror en una película que sucedía en plena Guerra Civil, como fue El espinazo del diablo.

Aunque donde dio el do de pecho fue en El laberinto del fauno, excelente largometraje en el que unía el mundo mágico que se construía en torno a una niña, con los momentos posteriores a la contienda, en los que aún quedaban guerrilleros que luchaban en las montañas contra la dominación franquista. Del Toro construyó una historia (algo maniquea, eso sí) en la que se conjugaban perfectamente los dos escenarios y donde no se sabía cuál de ellos daba más miedo, si el que manejaba un autoritario capitán o el mundo subterráneo por el que pululaba el fauno.

Zombis y vaquillas

En MalnaZidos, por lo tanto, quedará claro que solo trabajando unidos, los protagonistas podrán derrotar a un terrorífico enemigo. Así que deberán limar asperezas y protegerse los unos a los otros de los seres renacidos. Eso muestra que en una guerra solo puede haber derrotados, al igual que ocurriera con otro film que trae a la memoria el conflicto: La vaquilla.

En esa estupenda película de Luis García Berlanga el bando republicano trata de secuestrar a la vaquilla que van a utilizar los nacionales para los festejos. De ese modo, no solo les chafarán la fiesta sino que además se comerán la carne del animal. Sin embargo, se suceden una serie de hilarantes escenas que darán como resultado que la vaquilla, que en realidad es un toro, quede en tierra de nadie y termine siendo toreada por un matador de cada bando.