Menú Buscar
Proceso de 'machine learning' en el que un robot aprende a tocar el piano / UNSPLASH

¿Por qué es importante que las máquinas 'aprendan'?

La inteligencia artificial es capaz de mejorar procesos y adaptar la oferta al cliente a través del análisis de los datos que recopila

Juan Antonio Marín
28.09.2019 19:26 h.
3 min

La inteligencia artificial constituye una de las revoluciones tecnológicas más innovadoras. Que una máquina tenga la capacidad de aconsejar o decidir, sin la necesidad de las indicaciones de una persona, era algo que se vislumbraba como una utopía hace unos años. Para llegar a la resolución por parte del dispositivo, hay que avanzar por una serie de procesos conocidos como machine learning.

Yeeply, el marketplace de transformación digital, ha elaborado una clasificación con los servicios de machine learning que reclaman las corporaciones para sacar partido a su actividad. El análisis y la recogida de datos, así como la obtención de los resultados forman parte de las distintas fases del proceso. Al no existir los suficientes profesionales, las empresas deciden acudir a plataformas especializadas en transformación digital.

Un servicio al gusto del cliente

Almacenar información sobre aquellos sitios donde accede o no accede el usuario constituye un factor clave a la hora de ofrecer un producto que se adecue a sus necesidades. El algoritmo del machine learning va tomando nota de cada paso que da el cliente para poder segmentar contenidos según su gusto. Las empresas que se dedican al ocio y a los contenidos reclaman este tipo de servicio.

Por otra parte, las compañías que se encuentran en el ámbito de la logística reclaman una mayor automatización de procesos internos. Poder prever fallos o irregularidades en la maquinaria sería una de las ventajas de la aplicación de este tipo de tecnología en dicho sector.

Tecnología para optimizar el trabajo

El lead - scoring se encuentra entre los servicios más comunes que reclaman ciertas empresas. En este caso, el algoritmo recopila toda la información de los clientes que acuden para ordenarlos por prioridad. De esta forma, se consigue una mayor eficacia en el trabajo de los agentes comerciales.

El machine learning también puede aplicarse en ámbitos relacionados con la política de precios, como los importes dinámicos que se transforman según la ley de la oferta y la demanda. A través de los diversos procesos de esta tecnología, cabe la posibilidad de obtener una atención al cliente y unas acciones de marketing más que personalizadas.