Menú Buscar
El lunar que detecta el cáncer / ETH ZURICH

El lunar artificial que detecta el cáncer en su etapa inicial

Este nuevo avance consiste en un tatuaje que detecta el aumento de calcio, relacionado con el desarrollo de un tumor

4 min

El desarrollo de herramientas que faciliten el diagnóstico precoz de cáncer es uno de los retos principales de la comunidad médica y científica. Cada año, casi nueve millones de personas mueren a causa de esta terrible enfermedad, en la mayoría de casos debido a una valoración tardía que imposibilita el seguimiento de un tratamiento adecuado para el paciente.

Bajo esta premisa, un grupo de investigadores suizos ha creado un implante cutáneo que se oscurece cuando detecta cambios sutiles en el cuerpo, adoptado una apariencia similar a la de un lunar. Este tatuaje biomédico actúa como una señal de alarma, incluso, para el propio individuo, que acudiría enseguida a la consulta del médico.

Poderes extraordinarios

Este pequeño dispositivo ha superado ya la fase de prueba en animales de laboratorio, reconociendo los cuatro tipos de cáncer más comunes: pulmón, colón, próstata y mama. Su estructura se basa en una red genética sintética que reconoce la patología en su etapa más temprana, a través de la monitorización constante del nivel de calcio en la sangre, principal biomarcador de esta clase de tumores.

Un médico observa una radiografía / CG

Un médico observa una radiografía / CG

En el momento en el que dicha sustancia rebasa el límite establecido, la red genética produce una cantidad adicional de melanina que forma en la piel un lunar de color marrón visible a simple vista. "Si los niveles de calcio en sangre se mantienen altos durante periodos largos de tiempo, los sensores de calcio en las células del tatuaje biomédico producen una enzima, la tirosinasa, que convierte el aminoácido en el pigmento negro de la piel, la melanina", asegura Martin Fussenegger, director del estudio, a la agencia de noticias AFP.

Un prototipo prometedor

Aunque el implante todavía se encuentra en fase de prototipo, los resultados obtenidos hasta ahora en ratones y cerdos son de lo más prometedores. Una de las limitaciones que el equipo responsable quiere solucionar es el tiempo de eficacia del implante. Actualmente, este solo dura un año, el mismo intervalo que las células encapsuladas permanecen con vida.

Laboratorio médico / CREATIVE COMMONS

Laboratorio médico / CREATIVE COMMONS

Sin duda, este avance supondrá una auténtica revolución en el campo, ya que la mayoría de gente acude al médico cuando los primeros síntomas comienzan a aflorar. El nuevo sistema detectará el tumor antes de que ataque el organismo del paciente. Haciendo mucho más fácil su extracción. "Se necesitan más investigaciones y fondos para avanzar a los ensayos clínicos del tatuaje en personas, un proceso que podría alargarse una década", añadió Fussenegger.