Menú Buscar
Osario de Sedlec, uno de los lugares más terroríficos de Europa / VIAJEROSPIRATAS

¿Son estos los lugares más terroríficos de Europa?

Destinos tenebrosos que atraen la curiosidad de los turistas más atrevidos: la estación de Canfranc, las catacumbas de París, la Colina de las Cruces…

6 min

La celebración de Halloween suele despertar los miedos más ocultos de la gente. Pero hay personas que disfrutan con el terror y buena prueba de ello es que muchos sitios tenebrosos se han convertido en destinos frecuentados por miles de turistas cada año. El portal ViajerosPiratas ha querido repasar algunos de los lugares de Europa que más ponen los pelos de punta. Desde la estación de Canfranc hasta las catacumbas de París, pasando por una ciudad fantasma cerca de Chernóbil o por la Colina de las Cruces. Un viaje sólo apto para los más valientes…

Estación de Canfranc (Aragón, España)

Ubicada en Canfranc, junto a la frontera con Francia, se encuentra una de las estaciones de tren abandonadas más impresionantes de Europa, aunque bastante desconocida para la mayoría del público. Su lujosa fachada deja entrever su pasado de gloria, que sin embargo sufrió graves problemas, descarrilamientos e historias desgraciadas que han impedido su funcionamiento y que la convierten en el escenario perfecto de cualquier película de terror.

Estación de Canfranc / VIAJEROSPIRATAS

Estación de Canfranc / VIAJEROSPIRATAS

Fue inaugurada en 1928 y los tristes episodios nacionales posteriores y las diversas guerras la convirtieron en refugio, por ejemplo, del ejército nazi. Su cierre definitivo no se produciría hasta 1970, desde entonces permanece en desuso, al menos por nosotros, los vivos.

Osario de Sedlec (República Checa)

Situado a una hora al este de Praga, esta capilla gótica es el lugar perfecto para una ‘divertida’ excursión para los menos escrupulosos. Todo el interior de la ‘iglesia del hueso’ está impresionantemente decorado con restos mortales.

En total, la catedral alberga más de 40.000 restos humanos. La pieza central es una lámpara de tres metros de altura hecha íntegramente con huesos en la que los ‘candelabros’ son una colección de cráneos.

Prípiat (Ucrania)

Prípiat, fundada en 1970 a tres kilómetros de la construcción de la central nuclear de Chernóbil, se convirtió en una ciudad fantasma después de que el reactor nuclear explotase el 26 de abril de 1986.

Prípiat / VIAJEROSPIRATAS

Prípiat / VIAJEROSPIRATAS

El paisaje de casas en ruinas, calles vacías y objetos curiosos abandonados podría ser el escenario de una película de Hitchcock. Sin duda su entorno es una metáfora que demuestra que la humanidad es la verdadera responsable de los peores miedos y temores que tiene el propio ser humano…

Castillo de Miranda (Bélgica)

Un destino perfecto para los cazadores de fantasmas es el castillo de Miranda. Fue construido en el siglo XIX a modo de refugio para una familia que tuvo que abandonar su residencia anterior escapando de la Revolución Francesa.

Estuvo ocupado hasta la II Guerra Mundial, cuando fue convertido en un extravagante orfanato que funcionó hasta 1980. Hoy en día aún se pueden ver a los niños correteando por los pasillos. ¿Quién prefiere el castillo de Disneyland París teniendo esta preciosidad para visitar?

El bosque de Hoia-Baciu (Rumanía)

Además de conocidos vampiros como Drácula, en el corazón de Transilvania también hay un misterioso bosque. En Hoia-Baciu hay personas que dicen haber avistado ovnis, visto sombras tenebrosas o sufrido raras quemaduras.

Si a eso se le suman misteriosas desapariciones el resultado es uno de los lugares más aterradores de Europa. Por algo se le conoce como ‘El triángulo de las Bermudas de Transilvania’…

La Colina de las Cruces (Šiauliai, Lituania)

Situado no muy lejos de la ciudad de Šiauliai, en el norte de Lituania, se puede encontrar la Colina de Cruces. Con más de 100.000 cruces de todas las formas y tamaños ofrece un paisaje escalofriante.

La Colina de las Cruces / VIAJEROSPIRATAS

La Colina de las Cruces / VIAJEROSPIRATAS

Lo que inicialmente parece un gran cementerio realmente no aguarda restos humanos (o al menos eso es lo que dicen). El origen de la montaña sigue siendo poco claro a día de hoy, pero continúa atrayendo a muchos peregrinos que clavan sus propias cruces por motivos religiosos.

Catacumbas de París (Francia)

Las catacumbas de París son un famoso laberinto de túneles subterráneos cuyas paredes están formadas por toneladas de huesos y calaveras humanas apiladas al milímetro. Se calcula que más de seis millones de cadáveres en el siglo XVIII (incluyendo personajes tan conocidos como Montesquieu o Robespierre) fueron llevados allí en carruajes desde muchos de los cementerios de la ciudad que se habían quedado sin espacio. Después de la Torre Eiffel, las catacumbas parisinas son el destino más popular para los turistas en la Ciudad de la Luz.