Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'Code 1', el Jumbo del presidente de Corea aterriza en El Prat /AEROPUERTOBCN

Llega a Barcelona el 'Code One', el colosal Jumbo del presidente de Corea de Sur

El Boeing 747 de Moon Jae-in ha aterrizado en el aeropuerto de El Prat con motivo de la participación del líder surcoreano en el Círculo de Economía

3 min

Con motivo de la participación del presidente de la República de Corea del Sur, Moon Jae-in, en las jornadas que celebra el Círculo de Economía en Barcelona, el aeropuerto de El Prat ha recibido la inesperada visita del Code One: el colosal avión presidencial surcoreano con capacidad para 200 pasajeros.

Se trata de un Boeing 747-400de 10 años de antigüedad, ensamblado por la compañía norteamericana Boeing Company, y alquilado a Korean Air.

242,3 millones de dólares 

Pese a que el acuerdo de cesión ya ha terminado, el gobierno de Moon Jae-in se ha visto obligado a prorrogar el contrato por lo menos hasta noviembre del 2021. Fecha en que está previsto que la aerolínea coreana haga entrega del nuevo Jumbo, de última generación, el B747-8i. Un aparato que además de disponer de diversas estancias, incorpora uno de los sistemas de defensa y comunicación más avanzados del mundo de la aeronáutica. 

El acuerdo alcanzado ha sido cifrado en 242,3 millones de dólares, más del doble de lo que costó el Code One actual. Entre las principales obligaciones de la operación, la compañía deberá hacerse cargo del mantenimiento, la tripulación, así como de proveer de un avión de recambio del mismo tipo en caso de que fuera necesario. Para la adecuación del nuevo jet presidencial, ha hecho falta un plazo de 17 meses.

Aterrizaje en Barcelona

El avión aterrizó este miércoles, a las 18:55 horas, tras un vuelo de poco más de 45 minutos, procedente de Madrid. Veinte minutos antes, lo hacía el Falcón 900 del Ejército del Aire en el que viajaba el Rey de España, Felipe VI. Acto seguido, el monarca español y el líder surcoreano pusieron rumbo al exclusivo Hotel W barcelonés.

 

El 'Code One' captado por las cámaras de los 'spotters' de El Prat /AEROPUERTO_BCN