Menú Buscar

La invitan a una boda y allí se entera de que es la novia

Tras 30 años juntos y tres hijos en común, Gustavo le prepara a Mercedes una de las sorpresas más bonitas y emocionantes

1 min

Boda por sorpresa. Parece el título de una comedia romántica hollywoodiense pero es la historia real entre Gustavo Ortiz, fotógrafo, y Mercedes, su pareja, que acudía, engañada, a la boda de un amigo de ambos y terminó enterándose en la puerta de la iglesia de que se trataba de la suya propia. La cara de emoción de la novia lo dice todo.

La historia de amor de Gustavo y Mercedes comenzó cuando ella tenía 7 y él 9 añitos y eran vecinos en Buenos Aires (Argentina). Después se casaron por lo civil pero tras años juntos y tres hijos en común, Gustavo quiso sorprender a su mujer volviéndose a casar, pero esta vez por la Iglesia.

Para construir el montaje tardó cinco años y contó con la inestimable ayuda de amigos y familiares. Y del cura, claro, al que Gustavo tuvo complicaciones en encontrar: varias parroquias le negaron la petición porque es necesraio el consentimiento de la novia. Finalmente, la sorpresa se llevó a cabo la semana pasada.