Menú Buscar
Juegos de mesa en catalán / Rudy and Peter Skitterians EN PIXABAY

Juegos de mesa en catalán para disfrutar en casa

Catán o Monopoly tienen su versión en este idioma para disfrutar de un rato entretenido en familia

Noelia Hontoria
6 min

Los juegos de mesa son una manera excelente de pasar el tiempo en familia, con amigos o con los compañeros de piso. Encontrar uno que entretenga a todos no es tan difícil, de hecho, una buena forma de conseguirlo es hacer un maratón cada tarde y dejar que llueva a gusto de todos. Los juegos de mesa en catalán son una opción muy interesante, en este sentido. Existen y son muy populares y numerosos. Algunos son desconocidos, pero también se encuentran los más míticos.

Por ejemplo, el Catán o el Monopoly son de los más vendidos y deseados por el público que busca juegos de mesa en catalán. Las reglas son las mismas que en su versión en castellano o en inglés, pero cambia el idioma del tablero y de otros elementos necesarios para su desarrollo. Esta recopilación de juegos de mesa en catalán es un regalo para toda la vida, todas las edades y todos los gustos. Porque jugar no es solo cosa de niños.

Catán

Catán es uno de los juegos de mesa más conocidos. Catalogado como un fenómeno mundial y nacido en Alemania, tiene mucho éxito entre el público de todas las edades, desde adolescentes hasta adultos de avanzada edad. Se basa en la estrategia y la negociación. Está disponible en catalán bajo el mismo nombre que en sus versiones internacionales, por lo que quien esté interesado se debe fijar si indica expresamente que el juego está disponible en este idioma.

El argumento de Catán puede parecer algo complejo, pero es muy entretenido. Consiste en colonizar la isla de Catán, para ello, hay que construir pueblos, montar rutas comerciales y todo lo necesario para conquistarla, a base de negociar con los otros jugadores y poner sobre la mesa no solo los dados, también la astucia y la estrategia. Como curiosidad, además del juego básico también se ofrecen algunas expansiones para que, con el mismo tablero, las posibilidades aumenten.

Monopoly

El Monopoly es uno de esos juegos de mesa que no necesita presentación. Todos en alguna ocasión han jugado a él, ya sea en su versión tradicional, con las calles de Madrid, o en alguna edición más moderna, como la de Juego de Tronos. Catalunya también tiene su protagonismo en el juego de Monopoly y existe una versión especial para esta tierra. Su mayor atractivo reside en que está disponible en catalán y que, además, el tablero recoge las calles más destacadas de Barcelona.

Monopoly en catalán / EN HASBRO

Monopoly en catalán / EN HASBRO

La Ciudad Condal se convierte en la protagonista de est juego de mesa, en el que los jugadores podrán 'comprar' carrer del Roselló, carrer de Balmes o la joya de la corona, el Passeig de Gracia. La mecánica del juego es la de toda la vida: comprar propiedades, construir casas y hoteles, negociar de forma inteligente con el adversario y tratar de dejarle en bancarrota para proclamarse ganador. En este juego se premia la capacidad de negociación, la estrategia y la gestión del capital.

Parauleja

Parauleja es un juego de cartas en el que pueden participar tanto niños como mayores, ya que su mecánica es muy sencilla y divertida. Promete tardes de risas a la vez que se aprende jugando. En este caso, viene muy bien para mejorar el vocabulario y su alfabeto está adaptado al catalán para que se puedan encontrar nuevas palabras en compañía de amigos o familiares. Este juego prueba la agilidad mental y el conocimiento del idioma, por lo que es estupendo a cualquier edad y ocupa muy poco espacio.

La mecánica no tiene mayor complicación. Hay dos mazos de cartas, en uno se muestran las categorías asociadas a un color y en el otro las letras, también con colores. Se destapa la primera, por ejemplo, animales en azul. Y se destapa la segunda que contiene, también siguiendo con un ejemplo, una L amarilla, una N roja y una C azul. En este caso, los participantes tendrán que decir un animal en catalán que empiece con la letra C. El primero en decirlo se lleva la carta. El juego continúa hasta que no queden cartas sobre la mesa. Entonces se hace un conteo y el jugador que tenga más en su poder ha ganado el juego.