Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una jubilada en un cajero automático

Una jubilada denuncia a su banco por cobrarle para atenderle en ventanilla

La mujer no pudo sacar dinero con la cartilla en el cajero ni recibió ayuda de los empleados

3 min

Una jubilada con problemas de movilidad ha puesto una denuncia al banco BBVA por no poder sacar dinero con la cartilla en el cajero ni haber recibido ayuda de los empleados, que pretendían cobrarle dos euros por hacer la operación en ventanilla. Así lo ha explicado ella misma a través de una carta que les ha enviado.

Amparo Molina, vecina de Burjassot (Valencia) que asegura que es "mayor, pero no idiota", ha hecho pública la carta en la que relata que este jueves acudió a las diez de la mañana a la oficina bancaria para retirar "una pequeña cantidad" de sus ahorros que necesitaba.

Denuncia

En el momento de intentar llevar a cabo la operación, la cartilla le dio problemas, lo que le hizo imposible retirar el dinero desde el cajero automático. Por lo que, cuando llegó su turno, solicitó ayuda "y ustedes -señala en su carta- no quisieron o no les permitieron ayudar".

En la ventanilla pidió una "solución" para poder retirar su dinero, pero le indicaron que "por ventanilla tenía una comisión de dos euros", una cantidad que le sorprendió "por desproporcionada y por difícil de asumir" para su situación económica. "Teniendo en cuenta que ya me cobran unos gastos de mantenimiento muy altos, salí de su oficina sin mi dinero y pasé el día con pocos euros", explica la usuaria.

Peticiones

Amparo Molina indica que no es normal que tenga que presentar una denuncia y ha asegurado que las entidades bancarias "deberían ayudar" a quienes, como ella, lo necesitan, así como "facilitar información a las personas en situación de vulnerabilidad económica". Además, sostiene que debería ser posible solicitar una cuenta bancaria básica "sin ningún tipo de comisión de mantenimiento" y que se debería informar de los cambios que les afectan como clientes.

También pide a los trabajadores "más empatía y menos soberbia con los trabajadores jubilados". Por último, ha reclamado que un cajero automático "nunca debería estar en la calle" y que, a su juicio, "es inhumano que tengan esperando de pie a personas con problemas de movilidad".