Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de unas pizzas / EP

Los italianos ponen el grito en el cielo: la meca de la pizza en España está en Rota

Es la localidad que más pizzerías tiene por habitante, por encima de Nápoles

3 min

Ni Roma, ni Nápoles, ni ninguna capital italiana supera a Rota, el municipio ubicado en Cádiz que más establecimientos pizzeros tiene per cápita. Un dato que ha ofrecido un estudio del Consistorio y que señala que, en total, hay abiertas 34 pizzerías para los 29 mil habitantes censados. 

Aunque la especialidad de este municipio sea la pizza tradicional italiana, sus maestros gastronómicos tienen una fórmula secreta que hacen de sus platos desbanquen a franquicias tan famosas como Telepizza. De hecho, desde hace cuatro años que el Ayuntamiento de Rota celebra el Festival de la Pizza

Amor y arte por las pizzas

"Queríamos promocionar esta singularidad de nuestra gastronomía que dio origen a la pizza de Rota", ha explicado la teniente de alcalde, Encarna Niño Rico, en vista del inicio de la nueva edición de este año, que empieza este mismo jueves. Todo un reclamo para los habitantes del pueblo y también para la gente que viene de fuera. 

La pizza llegó a Rota sobrevolando el Atlántico. Paradójicamente fueron dos napolitanos quienes montaron el primer establecimiento en la ciudad en 1963. "Ellos realizaron una modificación de su propia versión italiana. Querían ofrecer más intensidad en el sabor y de ahí surgió la idea de elaborar la pizza con los quesos holandeses Gouda y Edam, en detrimento de la mozzarella", explica Agustín De la Poza, escritor y experto en la ciudad.

El secreto de la pizza roteña

A partir de entonces, la pizzería se consolidó como el establecimiento más reconocido y Rafael Cascajosa o Baltasar Salas destacaron como dos de los mejores maestros pizzeros. Con eso, hasta llegar al día de hoy, en las que las pizzerías ocupan más establecimientos que los bares tradicionales.

La pizza roteña se caracteriza por llevar una masa fina y crujiente con diferentes ingredientes, como jamón cocido, chorizo, bacon, gambas, carne picada, atún o pepperoni. Sin embargo, algo que también añaden y horroriza a los italianos es la utilización de salsas como kétchup y mayonesa. Si gusta a tanta gente, por algo será.