Menú Buscar
Albóndigas suecas de Ikea / IKEA

Ikea desvela la receta de sus famosas albóndigas suecas

El plato más famoso de la cadena de muebles solo utiliza siete ingredientes para las piezas de carne y otros siete para su característica salsa

Noelia Hontoria
5 min

Ikea es mundialmente conocida por sus muebles y sus objetos de decoración, todos ellos basados en diseños sencillos y sobrios, el bajo coste de sus productos y el reto de que el cliente los monte en su casa de forma autónoma. Sin embargo, una de sus líneas de negocio que atrae a un buen número de visitantes hasta sus tiendas son sus productos de alimentación. El restaurante de Ikea prepara platos típicos suecos muy económicos y con sabores nada convencionales. Los perritos calientes a precio de derribo y sus albóndigas son los más populares.

Una de las iniciativas que Ikea ha decidido tomar durante la pandemia ha sido la de de hacer pública su receta de albóndigas suecas. Con siete ingredientes para las piezas de carne y otros siete para la salsa, donde reside su principal atractivo, la compañía trata de ayudar a los más cocinillas y calmar el antojo de quien sienta la necesidad de esta delicia, a falta de poder ir al establecimiento a consumirla.

Ingredientes para las albóndigas suecas

Para preparar las albóndigas suecas de Ikea hay que diferenciar dos procesos: uno para la albóndiga y otro para la salsa. Para que puedan comer cuatro personas, para las pelotas de carne se necesitan 500 gramos de ternera picada, 250 gramos de cerdo picado, 100 gramos de pan rallado, una cebolla, un diente de ajo, un huevo, un chorrito de leche entera, pimienta y sal. Estos ingredientes, presentes en cualquier tienda de alimentación o supermercado, revelan la sencillez de la receta de albóndigas de Ikea.

La salsa es algo más elaborada, pero su contenido es igualmente fácil de encontrar. Se necesitan 150 ml de caldo de verduras, 150 ml de caldo de carne, 150 ml de nata, 40 gramos de mantequilla, 40 gramos de harina, 2 cucharaditas de salsa de soja y 1 cucharadita de mostaza.

Interior del almacén de Ikea / Icondigital EN PIXABAY
Interior del almacén de Ikea / Icondigital EN PIXABAY

Receta de albóndigas de Ikea

La elaboración se hará por separado. Para preparar las albóndigas se mezcla la carne en un bol y se le añade la cebolla y el ajo, bien picados, a continuación, el huevo y el pan rallado y se mezcla todo bien para que se integre y quede homogéneo. Una vez que esté esto listo, se añade la leche, la sal y la pimienta y se vuelve a mezclar integrando todo bien. Cuando esto esté preparado, se forman las bolas y se colocan en un plato, se cubren con un paño y se reservan durante 2 horas en el frigorífico para que asienten bien.

Posteriormente, las albóndigas se freirán en una sartén hasta que cojan algo de color, se pasan al horno previamente precalentado y se cocinan durante 30 minutos a 180º sin ventilador. Mientras se hornean, se puede preparar la salsa ya que su proceso es totalmente independiente.

Receta de la salsa sueca de Ikea

La receta de la salsa sueca comienza derritiendo la mantequilla en un cazo o sartén. Cuando esté listo, se añade la harina y se remueve bien hasta que esté bien integrado y espeso. Ahora se añaden los dos tipos de caldos, que le darán ese sabor especial a la salsa, y se mezcla bien para que la harina no se quede pegada y no se formen grumos. Es importante vigilar este paso, ya que si la harina no se diluye bien el resultado final no será satisfactorio.

A continuación, se añade la nata, la soja y la mostaza Dijon. Estos sabores tan potentes, mezclados entre sí, es el verdadero secreto de la receta de las albóndigas suecas de Ikea. Se lleva a ebullición y se mantiene después a fuego lento hasta que la salsa tenga la consistencia deseada. Se vierte sobre las albóndigas y se sirve inmediatamente.