Menú Buscar
Hotel burbuja Mil Estrelles / Site Oficial Mil Estrelles

Mil Estrelles, el especial hotel burbuja de Cataluña

Los alojamientos acristalados para contemplar el cielo se están extendiendo cada vez más

Manuel Martínez Sánchez
6 min

Tener un contacto directo con la naturaleza, sentir la inmensidad del universo solo con abrir los ojos, estas son las comodidades que tienen los hoteles para ver las estrellas. En el corazón de Cataluña, concretamente en la localidad de Borgonyà, provincia de Girona, se encuentra uno de esos lugares que evaden del mundo. Alejados de los grandes edificios, sin contaminación ni luces por doquier, y con la posibilidad de desconectar de la tierra, para conectar con el universo.

Los hoteles burbuja son un tipo de alojamiento pensado para contemplar las estrellas a la vez que descansa la mente. Es un modelo de negocio cada vez más presente en España, puesto que no requiere una localización paradisiaca, sino que solo necesita un buen espacio donde contemplar el cielo. La única opción de hotel burbuja en Cataluña, por el momento es el Mil Estrelles.

Bubbles Mil Estrelles

Las habitaciones de este hotel son "bubbles" o burbujas como su nombre indica, y están dispersas por todo el terreno. Se trata de habitaciones tradicionales de cualquier alojamiento, pero en forma redonda y totalmente acristaladas. De esta forma, desde la cama se puede ver el cielo a la perfección. Mil Estrelles cuenta con opciones para todos los gustos, por ejemplo, Bubble en el jardín es una habitación con dormitorio, comedor y baño, en un jardín privado, por lo que cuenta también con espacio exterior para los niños.

Mil Estrelles, hotel burbuja / Site Oficial Mil Estrelles
Mil Estrelles, hotel burbuja / Site Oficial Mil Estrelles

Bubble Spica hace referencia a la estrella más brillante de la constelación Virgo. En este caso, es una pequeña casa rural, con su tradicional chimenea, pero en la planta de arriba está el dormitorio en forma de burbuja. Por último, Bubble en el bosque es la mejor forma de aislarse de todo. Cuenta con todas las comodidades de las anteriores, pero esta tiene jardín y aparcamiento privado. Además, ni siquiera es necesario hacer el check-in presencialmente.

Universo indoor

Si todas las "bubbles" están ocupadas y es imposible disfrutar de un cielo estrellado natural, Mil Estrellas ofrece una experiencia indoor. En la masía del siglo XIV, que forma parte del hotel, es posible alojarse y contemplar la inmensidad del universo a través de una proyección. Además, los techos altos y de piedra le otorgan un ambiente muy acogedor.

Desde el momento de la llegada del huésped, este es tratado con cariño, incluyendo hilo musical y velas encendidas. También cuenta con unas ventajas diferentes a las bubbles, buen ejemplo de ello es agasajar a sus clientes con 2 horas gratis de alquiler de bicibletas y una botella de cava. Además la proyección de estrellas facilita que aunque el tiempo esté nublado, sea posible ver el cielo.

Servicios Mil Estrelles

Este alojamiento no solo se limita a ofrecer una experiencia astronómica, sino que también piensa en el disfrute total del huésped. Incluye una gran variedad de servicios, así como indicaciones para conocer mejor nuestro universo. En este caso, uno de los más importantes es el Flotarium. Se trata de una terapia de flotación, sin la necesidad de moverse, igual que pasaría en el Mar Muerto. Además, al ser una piscina cerrada ofrece una sensación de aislamiento sensorial sin igual.

Este hotel también cuenta con un servicio de masajes con aceites esenciales y minerales, acompañado de una relajación virtual a través de unas gafas VR. Asimismo, para aquellas personas activas que quieran realizar ejercicio, a la vez que disfrutan del paisaje, el hotel tiene a su disposición bicicletas en alquiler y patinetes eléctricos adaptados para caminos rústicos.

Otras opciones de burbujas

Mil Estrelles no es la única opción de hotel burbuja que hay en España. El modelo de negocio se está expandiendo a lugares que, a pesar de no tener una gran belleza paisajística, se encuentran en un enclave perfecto para contemplar el universo. A tan solo una hora de Madrid, se encuentra el Hotel Miluna. Se impone como una opción perfecta para salir de la burbuja de la ciudad, para entrar en otra.

Este alojamiento tan solo tiene 4 burbujas con varios meses de espera para poder reservar. Por otro lado, mucho más al norte, en la provincia de A Coruña, se encuentra el Abarari Burbujas Galicia. Este modelo de negocio está más inspirado en un camping que en un hotel, aunque el funcionamiento es igual que los anteriores. Todos sus servicios van de la mano de su lema: “No te prometemos la luna, pero te acercamos las estrellas”.