Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La horchata, el producto estrella de las horchaterías / S. Hermann & F. Richter EN PIXABAY

3 horchaterías para merendar en Barcelona

Una buena horchata de chufa acompañada de fartons caseros es una de las mejores meriendas heredadas de la Comunitat Valenciana

Noelia Hontoria
5 min

La horchata de chufa tiene su origen en Alboraya (Valencia), pero su fama ha traspasado fronteras y en algunas ciudades se pueden encontrar establecimientos dedicados especialmente a ella. Son las llamadas horchaterías, que se especializan en esta bebida a base de agua, chufa, azúcar, canela y limón. Un buen ejemplo se encuentra en la Ciudad Condal, donde están algunas de las mejores horchaterías de España, con un producto auténtico y una excelente ubicación.

De Valencia a Barcelona, estos locales traen todo el sabor de la comunidad vecina a Cataluña, y le ponen la nota de sabor al verano. Para completar una merienda auténticamente valenciana, los fartons son la mejor compañía para la horchata. Tanto la horchata como los fartons se pueden comprar en supermercado, envasados e industriales, pero probar los auténticos, en alguna de estas horchaterías es otro nivel que demuestra que el sabor de lo natural siempre es mejor.

Orxatería La Valenciana

Es una de las más míticas de Barcelona y no es para menos. Lleva abierta desde 1910, por lo que son auténticos especialistas para preparar horchata de chufa de buena calidad y con el mejor sabor. También sirven fartons artesanales. Su local está decorado con fotos antiguas. Otros de los productos que se venden aquí son variados, pero siempre enfocados a las meriendas, como croissants, helados, batidos, crepes, café… Mención especial merece también su turrón de Jijona.

La Orxatería La Valenciana se encuentra en carrer d’Aribau, 16, en pleno Eixample. Se localiza a medio camino de las paradas de metro Passeig de Gràcia y Urgell. También tiene una parada de autobús a pocos pasos de su establecimiento, concretamente la parada Plaça Universitat T. Muy cerca de él se localizan algunos de los puntos más importantes de la ciudad, como Plaça Catalunya, pero también otros muy turísticos, como la Casa Batló o el Museu d’Art Contemporani.

Chufas / Luis Fernando Talavera EN PIXABAY
Chufas / Luis Fernando Talavera EN PIXABAY

Sirvent

En pleno barrio de Sant Antoni se encuentra otra de las horchaterías más antiguas y con mayor solera de la ciudad de Barcelona. La clave de su éxito se centra en la calidad de los ingredientes que utiliza y en su receta, que da lugar a una horchata muy sabrosa. Además, también venden otro tipo de meriendas, como la cassata, un helado en forma de pannetone que es una delicia consumir en cualquier época del año. También tienen turrones artesanales y, por supuesto, fartons.

La horchatería Sirvent se encuentra en carrer Parlament, 56, a menos de 300 metros del metro Sant Antoni y a una manzana de carrer de Mansó, donde conviven varias paradas de autobús que conectan muy bien con el resto de la ciudad. El Paralelo, la avenida que baja hasta el Paseo de Colón, junto al mar, está también a pocos pasos de esta horchatería que suma ya 75 años de historia y que, para muchos residentes, es uno de los mejores lugares para tomar horchata casera en Barcelona, a buen precio y con la mejor calidad.

Orxatería El Tío Ché

Pero para elegir la mejor horchata de Barcelona hay que probar también la que elaboran de forma artesanal en la Orxatería El Tío Ché. Utiliza técnicas tradicionales para preparar esta bebida, en la que son especialistas desde 1912. Tras tener el privilegio de cumplir su primer centenario se postula como uno de los mejores lugares de peregrinación para aquellos que busquen buena calidad y excelente sabor. También preparan turrones, crepes, helados, batidos de frutas, granizados, café… Todo natural y con un sabor delicioso para ofrecer meriendas de calidad y para todos los gustos.

La Orxatería El Tío Ché se emplaza en Rambla del Poblenou 44-46, cerca de zonas verdes como el Parc de Poblenou o los jardines de Simone de Beauvoir. El mar también queda a corta distancia, a unos 700 metros. Para llegar hasta ella en transporte público, lo mejor es tomar el metro hasta Poblenou o bajarse en la parada de autobús de Llacuna – Ramón Turró. En sus alrededores hay muchos bares de tapas, cervecerías y restaurantes, por lo que es un buen punto de partida para una jornada gastronómica por el centro de Barcelona.