Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una persona con carnet conduciendo un coche / UNSPLASH

Un hombre se cambia de género para pagar menos en el seguro de coche

El joven canadiense quería que se redujeran sus facturas para comprarse un nuevo vehículo

4 min

Hay personas que conocen todos las lagunas legales para aprovecharse y conseguir su propio beneficio. Esto es lo que ha hecho un chico de Alberta, Canadá, que se ha cambiado de género para pagar menos en el seguro del coche. Aunque el cambio es solo en el papel, porque él se sigue sintiendo hombre

El joven anónimo de 23 años concedió una entrevista con el medio canadiense CBC en la que utilizaron como nombre David para explicar su situación. David quería un Chevrolet Cruze nuevo, pero al ser tan joven el seguro le iba a salir muy caro: 4.500 dólares canadienses (unos 2.800 euros) al año, ya que tenía un accidente y una multa en su historial que le subían la cotización.

700 euros menos

Entonces él preguntó a la aseguradora cuáles serían los costes si fuera mujer, y le dijeron que su factura anual se reduciría a aproximadamente 3.400 dólares canadienses (2.100 euros), una diferencia de unos 700 euros. "Estaba muy enfadado por eso. Así que pedí que cambiaran mi género en mi póliza de automóvil, pero me dijeron que no podían hacer eso".

Según la Oficina de Seguros de Canadá, los hombres menores de 25 años generalmente tienen un mayor riesgo de colisión que las mujeres de la misma edad, lo que significa que sus facturas suelen ser más altas. Esta diferencia en el precio fue prohibida en Europa ya que discriminaba a un grupo

Vencer al sistema

David descubrió que primero tenía que cambiar su género en su certificado de nacimiento y licencia de conducir antes de poder tenerlo reflejado en su póliza de seguro, para obtener la tarifa más barata. Y para eso necesitaba una nota del médico que dijera que se identificaba como mujer. "Fue bastante simple", dijo. "Básicamente lo pedí y les dije que me identificaba como mujer y él me escribió la carta que quería".

El joven envió la nota y otros documentos al gobierno provincial. Y, unas semanas después, recibió por correo un nuevo certificado de nacimiento que indicaba que era mujer. "Estaba bastante sorprendido, pero también aliviado", explicó. "Sentí que vencí al sistema. Sentí que gané". Con el nuevo certificado cambió su licencia de conducir y su póliza de seguro. "Soy un hombre, pero legalmente, soy una mujer", aseguró. "Solo lo hice por un seguro de automóvil más barato".

Propósito distinto

David es consciente de que los métodos que usó para convertirse en mujer en el papel están diseñados para los habitantes de Alberta que necesitan cambiar el marcador de género en su identificación para reflejar quiénes son en realidad

Pero su objetivo era la industria de seguros, no la comunidad transgénero: "No lo hice para señalar lo fácil que es cambiar de género ni para criticar o ridiculizar los derechos de las personas transgénero".