Menú Buscar
Futbolistas españoles escuchando el himno en el último amistoso previo al Mundial 2018 / EFE

Cantar el himno antes del partido, ¿victoria segura?

Un estudio demuestra que los futbolistas que cantan el himno con más pasión tienen más posibilidades de acabar ganando los encuentros

4 min

Los aficionados al fútbol suelen coincidir en que los partidos de selecciones son más especiales que los de clubes. Quizá una de las razones radique en los himnos. La ceremonia previa a los encuentros está marcada por el momento en que los jugadores de uno y otro equipo se unen para cantar (si tiene letra) el himno nacional.

Y precisamente en el himno estaría la clave de la posterior victoria. Así al menos lo revela un estudio publicado en el European Journal of Sport Science, donde se demuestra que los futbolistas que cantan el himno con pasión tienen mayores probabilidades de ganar los partidos.

Un equipo unido en el himno, un equipo victorioso

Para llegar a esta conclusión los investigadores utilizaron los 51 partidos de la Eurocopa 2016 para analizar la forma en que los equipos interpretaban su himno nacional en los instantes previos. Se fijaron en si los futbolistas lo cantaban o no, con qué intensidad y pasión, en sus expresiones faciales y en su lenguaje corporal mientras sonaba. Los expertos se percataron de que los equipos que ponían más entrega a la hora de cantar el himno concedían menos goles durante los encuentros (aunque no anotaban más). Esto puede ser crucial en una competición corta como el Mundial, sobre todo en la fase de eliminatorias.

Los resultados en la Eurocopa 2016 lo demostraron: España y Suiza, las dos selecciones que menos pasión pusieron al cantar el himno, no pasaron de cuartos de final. Por su parte, Gales e Italia fueron dos de los países que lo entonaron con más fuerza, llegando a cuartos de final y semifinales respectivamente. Y lo mismo sucedió con Portugal, campeona del torneo, cuyos futbolistas pusieron mucha pasión en el momento de los himnos.

Sentir el himno

“Creemos que la interpretación del himno nacional por parte de un equipo de fútbol proporciona una idea del nivel de unión de ese equipo. Una entonación apasionada indica un sentido de unidad de equipo que advierte ‘estamos listos para luchar, yendo más allá, para nuestro equipo’ (y más ampliamente ‘para nuestra nación’)”, señala uno de los responsables del estudio.

Aunque cantar con pasión el himno no es lo único que hace falta para ganar el partido. “Lo que representa la interpretación apasionada del himno es crucial: la fuerza de la conexión y el entusiasmo por el grupo. Si los jugadores son genuinamente apasionados porque se identifican fuertemente con su nación y su equipo, es probable que aumente el esfuerzo y el rendimiento colectivo. Pero si los futbolistas sólo muestran pasión porque se les ha instruido hacerlo, entonces es poco probable que sea una receta para el éxito. No sólo tienes que cantar como si lo sintieras, realmente tienes que sentirlo”.