Menú Buscar
La embajada de EEUU en Cuba / EFE

Los grillos, culpables de los ‘ataques sónicos’ a la embajada de EEUU en Cuba

En septiembre de 2017 el Gobierno pidió a los norteamericanos no viajar a la isla caribeña

3 min

Eran grillos. Según ha desvelado una investigación realizada en la Universidad de Berkeley, California, los culpables de los ‘ataques sónicos’ a la embajada de EEEUU en Cuba fueron estos insectos. 

Los ataques, que se produjeron en septiembre de 2017, produjeron síntomas como confusión mental, sordera parcial y mareos entre 24 diplomáticos norteamericanos, razón por la que la Administración de ese país pidió a sus habitantes no viajar a la isla caribeña.

Consecuencias del ataque

De hecho, este incidente por poco causa una crisis con el régimen de Raúl Castro, al que se apuntaba como responsable. Como consecuencia, los EEUU evacuaron al personal no imprescidinble y a sus familias de La Habana.

Ahora un estudio que ha examinado las grabaciones realizadas por el personal de la embajada --publicadas en su momento por Associated Press--, demuestra, según los investigadores, que el espectro sonoro coincide con el ruido que emite un insecto autóctono conocido como "grillo de cola corta de las Indias".

“Efecto del eco”

Alexander Stubbs, de la Universidad de Berkeley, ha explicado a The New York Times, que han identificado el sonido porque “coincide en duración, pulso y ritmo de repeticiones, espectro de potencia estabilidad y oscilaciones”  con el de dicho insecto.

Stubss precisa que la coincidencia se produce cuando se emite el sonido del grillo en una habitación cerrada, por efecto del eco.

Síntomas

Eso sí, el investigador no puede explicar qué causó los problema se salud entre los diplomáticos que se vieron afectados por el ataque. Stubbs no puede descartar una reacción psicosomática u otras causas fisiológicas no relacionadas con los grillos. Las víctimas denunciaban sufrir dolores de cabeza, problemas cognitivos, insomnio y pérdida de audición por el agudísimo sonido, que achacaron a un ataque.

Los familiares de los diplomáticos canadienses también abandonaron la isla mientras se investigaba la causa de los misteriosos problemas que afectaban a quienes se veían expuestos al molesto sonido, aunque Canadá juzgaba "poco probable" la hipótesis del "ataque sónico".

Gobierno cubano y FBI

El Gobierno cubano rechazó en numerosas ocasiones su implicación, mientras que el FBI también dijo no tener ninguna constancia de que se hubiera producido ataque alguno.

Meses más tarde, en enero del año pasado, el departamento de Estado norteamericano admitió por primera vez no estar seguro de los supuestos ataques sufridos por la veintena de diplomáticos en Cuba.