Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Proceso de inseminación artificial / EP

Un ginecólogo insemina a pacientes con su propio esperma sin consentimiento y es padre de 21 hijos

El centro médico abre una investigación para esclarecer los hechos y no descarta que estén afectadas decenas de personas más

2 min

Estupor en los Países Bajos tras conocerse que un ginecólogo ha utilizado su propio esperma para inseminar a varias de sus pacientes sin haberles informado al respecto.

El médico, Jos Beek, ejerció su profesión a lo largo de 25 años, de 1973 a 1986, y durante este periodo llevo a cabo un gran número e indeterminado de inseminaciones. Lo que sí se ha podido demostrar es que es el padre biológico de, al menos, 21 personas.

Primeras sospechas

El centro médico Alrijne, antes conocido como Hospital Elisabeth de Leiderdorp (cerca de Ámsterdam), donde el doctor atendió todos estos años, ha sido el encargado de dar a conocer la noticia.

La clínica abrió una investigación al respecto, después de que una organización, Fiom, se dirigiera a ellos porque 21 personas buscaban a su padre biológico. Los resultados fueron inequívocos, todas comparte el mismo progenitor.

Cooperación

“Queremos hacer todo lo posible para reunir información, la forma de actuar de este médico es inaceptable”, condena la junta directiva del centro. El problema es que Beek falleció en 2019 y sus archivos “han sido destruidos”, por lo que no saben cuántas pacientes más pueden estar inseminadas por él. No descarta, por eso descubrir “decenas de descendientes” más.

En su defensa, el hospital recuerda que en esa época no había la legislación y normativa actual acerca de la inseminación. Aun así, el caso les ha chocado y prometen seguir con la investigación. “Esto tiene un impacto significativo en los padres y los niños involucrados. Inmediatamente entablamos conversaciones con los afectados para prometerles nuestra cooperación”, sentencian.