Menú Buscar
Personas en la ciudad / UNSPLASH

¿Qué es la gentrificación y cómo afecta a las principales ciudades españolas?

Este progresivo proceso de reestructuración está influyendo en Barcelona, Madrid y otras urbes españolas

Juan Antonio Marín
5 min

De un tiempo a esta parte, la palabra gentrificación está en el vocabulario de muchas personas, pero otras tantas no saben qué significa exactamente esta expresión o cómo afecta a las ciudades. Comenzando por el principio, se trata de un neologismo que tiene su raíz en la palabra inglesa gentry, que se refiere a la ‘clase media-baja’. El término hace referencia a un problema que sufren algunas grandes ciudades debido a reestructuraciones urbanísticas y, sobre todo, a la subida de las rentas de los alquileres, lo que termina acabando con el barrio tal y como era.

El principal problema de la gentrificación es que convierte una zona tradicional de una ciudad en un sitio con alta demanda. Esto hace que los grandes establecimientos quieran entrar en el barrio, así como los ciudadanos. Al hacerlo, éste se transforma, relegando a los pequeños comercios y a los habitantes tradicionales a zonas de periferia, alejadas de su vecindario de toda la vida.

El problema de los ‘barrios de moda’

Una de las principales causas de la gentrificación es la construcción de grandes superficies comerciales o negocios que terminan convirtiéndose en un atractivo turístico más. Por lo general, este tipo de barrios cuenta también con alguna ventaja añadida, como estar en los cascos antiguos de las ciudades, lo que suele ser un motivo para que el alquiler sea mucho más barato que en otros lugares.

Este alquiler reducido y las situaciones, a veces de pobreza, en las que viven los habitantes del barrio propicia que sea muy atractivo para grandes inversores. Es aquí donde el barrio comienza su transformación, con nuevos locales comerciales que atraen visitantes y, sobre todo, con nuevos pisos que elevan el precio del alquiler del barrio.

Alquileres turísticos y ‘street art’

Otro de los motivos por los que sube el precio del alquiler tiene que ver con la progresiva introducción de plataformas de alquiler turístico, como Airbnb, en España. Con este sistema, muchos propietarios de pisos en zonas turísticas o cercanas a ellas han decidido no alquilar sus inmuebles por el valor tradicional, convirtiendo su piso en un alojamiento para turistas del que sacan mucho más beneficio económico. Sin embargo, en términos más globales, este movimiento contribuye a elevar aún más el precio del alquiler, ya que provoca un ‘efecto llamada’ para el resto de propietarios, que ven en este tipo de alquiler un modelo de negocio más lucrativo que el alquiler tradicional.

En este sentido, el arte urbano también está siendo duramente atacado por los ciudadanos que luchan contra la gentrificación. Uno de los casos más sonados fue la pintada que recibió el grafiti del conocido artista gráfico Okuda en el mercado de San Miguel, en el madrileño barrio de Lavapiés, que no dejaba mucho a la imaginación: “Tu street art me sube el alquiler”. El ejemplo más claro en la ciudad de Barcelona son las pegatinas que pueden leerse en algunos barrios como “Tourism kills the city” (“El turismo mata la ciudad”) o "Gaudí hates you" (“Gaudí te odia”).

¿Cómo luchar contra la gentrificación?

Acabar con el problema es complicado, dado que el movimiento de desplazamiento de las clases trabajadoras hacia otras zonas más alejadas mientras las clases medias y altas ocupan estos barrios, es progresivo. Sin embargo, en urbes como Barcelona existen ya iniciativas ciudadanas que están protestando contra este problema, dando inicio así a la red de Ciudades del Sur de Europa frente a la Turistización. Este movimiento incluye a varias urbes españolas y europeas, y pretende, en un sentido más amplio, la búsqueda de la sostenibilidad, es decir, el equilibrio entre el turismo que inyecta dinero en la ciudad y la comodidad de sus habitantes.