Menú Buscar
Gastos extra en los vuelos / PIXABAY

¿Cuáles son los gastos extra que más enfadan a los viajeros?

Los viajeros detestan abonar un extra por pagar con tarjeta, por los gastos de gestión o por imprimir la tarjeta de embarque en el mostrador

3 min

Organizar un viaje no es nada sencillo, sobre todo porque a la hora de reservarlo todo aparecen algunos gastos extra con los que no se contaba. Un estudio ha analizado cuáles son los gastos extra relacionados con la reserva de vuelos más odiados por los consumidores.

‘No’ a pagar por servicios básicos

La principal conclusión del informe es que los servicios básicos no deberían cobrarse aparte. Así, los viajeros se irritan cada vez que tienen que hacer frente a un importe por haber pagado por tarjeta, por los gastos de gestión o por imprimir la tarjeta de embarque en el mostrador del aeropuerto. Y tampoco están muy contentos cuando tienen que pagar por la selección de asiento, por la facturación de su primera maleta o por la modificación de la fecha del vuelo y del nombre del viajero.

¿Cuánto molesta a los viajeros estos gastos extra? / TRABBER

¿Cuánto molesta a los viajeros estos gastos extra? / TRABBER

Por otro lado, los viajeros están más dispuestos a pagar un suplemento por servicios que se utilizan con poca o ninguna frecuencia. Es por eso que los cargos extra que menos molestan son el transporte de mascotas, el recargo por equipaje especial (esquís, instrumentos musicales, bicicletas…) o por la facturación de una segunda maleta en bodega.

Ryanair, le peor valorada

El Barómetro Trabber 2018 también revela cuáles son las aerolíneas mejor y peor valoradas en relación a los cargos extra. De esta forma, Ryanair es la más detestada por los viajeros, seguida de Vueling  y EasyJet. En el otro extremo se sitúan Lufthansa, Iberia y British Airways, las compañías que mejor atienden las necesidades de sus pasajeros sin necesidad de imponer gastos extra.

“La información del Barómetro Trabber 2018 es muy valiosa para el sector turístico porque subraya tendencias que rozan el límite de las malas prácticas y demuestra que no pasan desapercibidas por los usuarios”, explican desde la compañía.