Menú Buscar
Usuario tomando una fotografía con su 'smartphone' / UNSPLASH

¿Cómo sacar la fotografía perfecta con un ‘smartphone’?

Los teléfonos móviles más modernos permiten tomar imágenes de gran calidad, pero es necesario saber cómo hacerlo

Juan Antonio Marín
17.04.2019 12:46 h.
5 min

La fotografía móvil se ha convertido en una tendencia imparable que hace que, cada vez más, los fabricantes se preocupen por dotar a sus terminales de la última tecnología en este campo. No es de extrañar, ya que la mayoría de los usuarios valoren este punto concreto, junto con la duración de la batería y la calidad de la pantalla, como los principales puntos a favor para decidirse a comprar un nuevo teléfono.

Sin embargo, si un usuario tiene las mejores herramientas a su alcance, pero no las combina con una buena técnica, no lora grandes resultados. Captar imágenes de calidad es todo un arte y por eso requiere de unas habilidades y conceptos específicos que cualquiera debe conocer para lograr su satisfacción.

Al principio, fue la luz

Lo más importante a la hora de tomar una fotografía es encontrar la luz adecuada. Una cámara no es más que un dispositivo que capta y almacena la luz determinada de una escena en un momento preciso. Esto supone que el obturador del objetivo (la parte que se cierra y se abre) es capaz de permitir el paso de una cantidad de claridad determinada. Actualmente, se está mejorando cada vez más ese aspecto y los dispositivos incorporan dos objetivos que suelen actuar uno como gran angular, con apertura focal más amplia, y otro a modo de teleobjetivo para captar imágenes a gran distancia. Se ha detectado que combinando estos dos, los usuarios consiguen imágenes muy nítidas, que compiten incluso con las de las cámaras réflex

Explicado este punto, lo mejor será que la escena esté iluminada gracias a luz natural directa: el amanecer y el atardecer son buenos momentos para encontrar este tipo de iluminación. Además, el objeto a inmortalizar debe recibir el sol de forma frontal, de lo contrario la imagen terminaría siendo un contraluz muy oscuro. Por último, cabe destacar que se puede editar la cantidad de iluminación que deja pasar el smartphone. Basta con tocar en la pantalla para enfocar y, sin soltar, arrastrar el dedo hacia arriba o hacia abajo para que el obturador deje pasar más o menos.

Enfocar dos veces, encuadrar una

Los siguientes conceptos que hay que tener en cuenta cuando se realiza una fotografía son el encuadre y el enfoque. El primero trata de componer la imagen con distintos elementos. Algo que suele funcionar muy bien es activar la cuadrícula que ya incorporan casi todos los sistemas operativos. De este modo, el usuario puede asegurarse de que lo que quiere contar con la fotografía está dentro del tercio inferior de la imagen. Esto es lo que se conoce como regla de los tercios y es muy útil para lograr instantáneas impresionantes.

Tomando una fotografía con un 'smartphone' / UNSPLASH

Usuario tomando una fotografía con su 'smartphone' / UNSPLASH

En cuanto al tema del enfoque, siempre hay que asegurarse de estar apuntando al punto exacto donde queremos concentrar la información. Una de las grandes pegas de estos dispositivos es que incorporan enfoque automático y no tienen un objetivo que accionar de manera manual, por eso es imprescindible tocar varias veces la pantalla hasta estar convencidos de que el foco está en el punto correcto.

Los megapíxeles no lo son todo

A la hora de elegir la cámara de un smartphone, dejarse llevar por sus megapíxeles puede ser un error. Lo único que definen los estos indicadores es el tamaño de la imagen. En este sentido, se puede tener una gran cámara que no supere los 8 o 12 megapíxeles y también se puede tener una mediocre que pase de 20 mpx. Lo más interesante es fijarse en el tipo de objetivo que incorpora (si es doble o si incluye gran angular), en la apertura focal (viene indicada por el símbolo f/ seguido de un número, y cuanto más pequeño es más luz deja pasar) y, por último, en el sensor que incorpora. Este último dato es el más complicado de conseguir, ya que los fabricantes no suelen revelarlo, pero está muy relacionado con el procesador que incorpore el móvil. Un apunte final: cuanto más avanzado (y caro) sea el procesador, mejores fotos sacará el terminal.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información