Menú Buscar
Expedicionarios en la cueva de Arredondo experimentando cómo será la vida en Marte / ASTROLAND

¿Cómo sería vivir en Marte?

Astroland desarrollará en la cueva de Arredondo (Cantabria) la tecnología necesaria para una futura colonia humana en Marte

4 min

¿Podrá el ser humano llegar a vivir en Marte? Es uno de los objetivos de la humanidad, pero mientras se hace realidad Astroland, la recién creada Agencia Interplanetaria Española, ofrecerá la oportunidad a un grupo de expedicionarios de vivir en primera persona cómo será la vida en el planeta rojo sin necesidad de salir de la Tierra.

La cueva de Arredondo, en Cantabria, será el epicentro de esta experiencia científica-turística. Astroland desarrollará allí la tecnología necesaria para una futura colonia humana en Marte, el único astro hasta la fecha del que se tienen indicios sólidos de una posible compatibilidad con la vida. Divididas en grupos de diez, en total serán cien personas las que participen durante 2019 en estas misiones que comenzarán el 15 de junio.  

¿Por qué Arredondo?

La elección de esta cueva no es casual. “El ambiente marciano es muy hostil con bajas temperaturas, fuertes vientos y una elevada radiación estelar. Por ello, lo más compatible con la vida humana es instalarse en los tubos de lava o bajo la superficie marciana. En este sentido, las cuevas cántabras son la localización perfecta con mayores similitudes para los ensayos”, ha explicado David Ceballos, CEO de Astroland.

Como primer paso, la agencia ha creado una estación en una gran cueva de más de 1,5 kilómetros de profundidad, cuya localización exacta no ha sido desvelada, para testar las nuevas tecnologías y entrenar las habilidades necesarias para instalar en el futuro una colonia humana permanente en Marte. Además, se ha diseñado un sistema de entrenamiento siguiendo las metodologías de las agencias espaciales para formar misiones de diez tripulantes que tengan la oportunidad de vivir las sensaciones que experimentarán los primeros astronautas a su llegada al planeta rojo, enfrentándose a los retos que estos expedicionarios tengan que superar en este hábitat extremo.

Aprender de los errores del pasado

Se trata de la primera experiencia con aval científico de tales características que se disfruta como aventura turística premium. Además, servirá para testar nuevas tecnologías y desarrollar nuevas investigaciones de la mano de organismos científicos y autoridades académicas. “Será una aventura exclusiva para los elegidos, con fines científicos pero también emocionales, de la que esperamos sacar aprendizajes con el objetivo de mejorar la sociedad actual y aportar nuestros conocimientos para permitir que las personas vivan en otros planetas en el futuro”, ha añadido Ceballos.

La llegada de misiones tripuladas a Marte se esperan como mínimo para el año 2030. Por lo tanto, esta experiencia es uno de los primeros ensayos científicos que se desarrollarán para poder instalar una colonia humana en el planeta de forma segura y sin riesgos. Los interesados en convertirse en expedicionarios pueden inscribirse a través de la página web. Los elegidos recibirán un extenso programa de formación previo incluyendo conocimientos de coaching y liderazgo, escalada y espeleología, formación en planes de emergencia o cultivos hidropónicos, entre otros.